Tecnología

Google Stadia no contará con todas sus funcionalidades desde el día de lanzamiento

El próximo martes 19 de noviembre llegará la plataforma de streaming de videojuegos Google Stadia, pero no lo hará con todas las características activas, que se desplegarán poco a poco a partir de su fecha de lanzamiento.

Nada más estar disponible, Stadia se podrá jugar en el ordenador con Chrome o en un smartphone Pixel, así como en un televisor. De hecho, esta es la opción que ha destacado el director de Producto de Stadia, Andrey Doronichev, en un hilo en Reddit, ya que, como ha señalado, ofrece "la mejor experiencia" en su lanzamiento, con 4K y HDR.

Doronichev, no obstante, ha matizado que Stadia no llegará con todas las características en su debut, sino que irán llegando de forma paulatina, a partir de una semana de la disponibilidad de la plataforma. De esta forma, el directivo ha señalado que el primer juego con 'Stream Connect' llegará a finales de año, y habrá que esperar a 2020 para que estén disponibles State Share y Crowd Play.

En el caso de Family link, esta función estará disponible desde el día uno, para que los padres gestionen la experiencia de juego de los niños, pero no Family Share, que permite compartir juegos entre miembros de la familia, que llegará el próximo año.

En cuanto a Assistant, el jugador en un primer momento podrá pedir al asistente de Google que empiece un juego en Stadia. Unos días después se podrá usar el asistente a través del controlador en la pantalla de inicio de Stadia en Chromecast, a lo que seguirán más dispositivos (como los 'smartphones' Pixel) hasta llegar el soporte de Assistant durante una partida.

Por otra parte, tampoco estarán disponibles el día de lanzamiento la vista de logros ni sus notificaciones, que se activarán unos días después. No obstante, Stadia guardará los logros de los jugadores desde el primer momento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.