Tecnología

Samsung reconoce un fallo en el Galaxy S10 que permite desbloquear el teléfono

Samsung trabaja a contrarreloj para tratar de solucionar un fallo de seguridad en uno de sus teléfonos estrella, el Galaxy S10. La compañía surcoreana ha reconocido ha reconocido que la seguridad de su lector de huellas que se incluye bajo la pantalla puede ser sorteada con un simple plástico protector.

Según ha adelantado la BBC, una mujer británica descubrió que, tras colocar un plástico protector barato en su smartphone, éste podía ser desbloqueado con cualquier dedo, sin necesidad de que éste se hubiese registrado previamente.

El sistema del lector de huellas de la pantalla de Samsung es particular. Dispone de un escáner que envía ultrasonidos para detectar los surcos 3D de las huellas digitales y reconocer así a los usuarios. Ahora, se habría descubierto que estos protectores de la pantalla dejarían una fina capa de aire que afectaría al escáner y dejarían de ser tan precisos.

Aunque Samsung ya ha reconocido al medio que están "al tanto del caso del mal funcionamiento del reconocimiento de huellas dactilares del S10 y pronto emitirá un parche de software" que lo solucione, grandes empresas como el banco coreano Kakao Bank han recomendado a sus clientes desactivar la opción de reconocimiento de huellas de sus servicios hasta que se solucione.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.