Tecnología

El órdago de OnePlus 7T a la gama alta: pantalla de 90 hz, triple cámara y mucha potencia

Nuevo gallo en el corral de la gama alta. OnePlus ha presentado hoy en India junto a su primera Smart TV el OnePlus 7T. Un smartphone premium con el que arañar cuota de mercado a los todopoderosos Samsung, Huawei y Xiaomi en base a una regla clara: "Hacer el teléfono que quieres".

Ese es el planteamiento de la compañía para renovar sus smartphones apenas cuatro meses después de haberlos lanzado: ofrecer al usuario lo último que haya en el mercado. Por ello el OnePlus 7T ha mejorado en cinco aspectos fundamentales: cámara, pantalla, diseño, potencia y batería. Con respecto al precio habrá que esperar a la oficialidad de la presentación del 10 de octubre en Europa, aunque se estima que rondará la misma horquilla de precio del modelo actual, en torno a 550 y 600 euros.

En esta ocasión el OnePlus 7T se ha renovado por completo con respecto al 7. Tenemos nuevo diseño con un nuevo aspecto en la parte trasera y delantera, nuevas terminaciones así como mejoras en su interior y en el software. Un cóctel que convierten a este terminal en uno de los mejores del año.

El cambio más llamativo está en su parte trasera. Con respecto al modelo anterior el OnePlus 7T monta una triple cámara principal que hereda las lentes del modelo Pro. Una cámara principal de 48 megapíxeles, un teleobjetivo 2x de 12 megapíxeles y un ultra gran angular de 16 megapíxeles con una apertura de 1,.6, 2.2 y 2.2, respectivamente. Sin embargo, frente al 7 Pro la disposición de éstas es en sentido horizontal y están incrustadas en una llamativa pieza circular que otorga carácter al teléfono, y le diferencia por completo de la competencia.

Más allá de las lentes la mejora en el aspecto fotográfico llega a través del software y la incorporación y mejora de algunos modos. Así por ejemplo, la compañía ha trabajado en nuevos algoritmos de postprocesado que captan más detalles en las imágenes y realizan un mejor tratamiento en escenas complicadas como atardeceres o amaneceres.

Con respecto a los modos, se ha escuchado algunas de las peticiones que la comunidad de OnePlus había hecho en los foros de la compañía. El modo retrato ahora tiene más ángulo de visión, el modo paisaje nocturno ahora permite realizarse desde el gran angular y en general las tres lentes son capaces de combinarse mejor entre sí para dar más

versatilidad al usuario. Sin embargo, una de las grandes novedades que encontraremos en la cámara es el modo súper macro, que permite fotografiar con nitidez un objeto que tengamos a una distancia de entre 2,5 y 8 cm.

La versatilidad de la triple lente también ha dado el salto al vídeo. Ahora el usuario podrá alternar la grabación con cualquiera de las tres cámaras que incorpora el teléfono. La capacidad de vídeo también ha mejorado con la combinación de estabilización óptica y digital, que evita que las grabaciones salgan movidas y con temblores. Eso sí, esta estabilización óptica sólo la dispondremos en la lente principal. Otro de los avances en vídeo es la mejora de la cámara lenta, que será capaz de grabar a 960 fps a una resolución de 720p.

Pantalla con 90 hz para todos

OnePlus sorprendió el pasado mayo con la incorporación de los 90 hz en la pantalla del OnePlus 7 Pro, un avance detrás del que han ido otros gama alta y que se ha asentado como una verdadera tendencia entre los mejores teléfonos del mercado.

Ahora, esta tasa de refresco que hace que la sensación de manejo del móvil sea mucho más fluida, también llega al OnePlus 7T, aunque en esta ocasión la pantalla no es curvada como sí sucede en el Pro.

La pantalla AMOLED ha crecido hasta las 6,55 pulgadas, lo hace gracias a estrechar los marcos y el notch, que ahora es más pequeño, lo que da un ratio de 20:9. Su resolución es de 2.400x1.080 (402 ppp) y los brillos se han ajustado para subir hasta los 1.000 nits en ocasiones de mucha claridad, un avance que, pese a no ser la pantalla 2K del Pro, se notan en una muy buena experiencia de usuario.

Además de la mejora de los nits, la pantalla cuenta con HDR10+ así como con un sistema potenciador para  vídeos, por el cual cuando detecta que se está emitiendo contenido y mejora su nitidez. Asimismo se puede habilitar el modo lectura y el modo noche, que hace más agradable la relación con el teléfono a baja luz.

El OnePlus 7T junto al OnePlus 7 Pro.

Diseño: un precioso cristal esmerilado

El OnePlus 7T es ligeramente más grande y 8 gramos más pesado que el modelo anterior sin embargo, la sensación en la mano y a la hora de manejarlo es impecable. Pese a ser un dispositivo de grandes dimensiones (160,94 mm de alto, 74,44 mm de ancho, 8,13 mm de grosor y 190 gramos), cuenta con un diseño equilibrado y unas líneas curvadas que facilitan el agarre así como la sensación de estar bien construido.

Sin embargo, más allá de lo cómodo que resulta su uso y sus dimensiones, OnePlus ha puesto el acento en una terminación premium para el 7T. La compañía ha llevado el cristal esmerilado mate a este terminal aunque con unos colores más claros que le dotan de personalidad.

Esta terminación hace que el tacto sea especialmente agradable. La compañía explica que ha puesto especial empeño en este proceso para hacerlo "remarcablemente sólido" a la que vez que delgado.

Potencia y rendimiento

En el interior, el OnePlus 7T es todo potencia. Monta el procesador más avanzado de Qualcomm hasta la fecha, el Snapdragon 855+ que le convierte en un 15% más rápido a la hora de procesar renderizados gráficos que la generación anterior. En esta ocasión la compañía ha optado por una única versión de memoria RAM, la de 8 GB, la máxima que ofrecía hasta ahora.

Con la idea de que el rendimiento sea óptimo, mantiene el RAM Boost -la función que permite retomar juegos desde donde se dejaron pese a que nos hayamos ido a otras aplicaciones-, así como cuenta con refrigeración líquida. Sin embargo, en esta ocasión también dispone de un nuevo motor de vibración para que la respuesta háptica sea más satisfactoria.

También ha mejorado el lector de huellas, que no es más rápido pero sí más preciso. Aunque el reconocimiento facial es tan rápido que en muchas ocasiones no llegaremos a poner el dedo sobre la pantalla y se habrá desbloqueado.

Más batería, más autonomía

El teléfono cuenta con una batería ligeramente mayor que su antecesor, 100 mAh más llegando así a los 3.800 mAh. Sin embargo, OnePlus explica que el cambio real se sitúa en la estructura de la misma y en el software que se aplica a ésta lo que permite estirar la autonomía llegando al final del día sin problemas.

Sin embargo, la mayor ventaja de este cambio en la estructura es que ahora el método de carga de la batería es aún más rápido. Bautizado como Warp Charge 30T se ha logrado optimizar la carga de 30W haciendo que el 70% de la batería se recargue en los primeros 30 minutos, un avance considerable pues en ese tiempo se puede tener el 50% del modelo Pro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0