Tecnología

PlayStation 4 bate récords: es la consola que más rápido ha alcanzado los 100 millones de unidades vendidas

Sony ha vendido 3,2 millones de unidades de PlayStation 4 (PS4) en el primer trimestre de su año fiscal de 2019, lo que supone que la compañía ha superado los cien millones de videoconsolas vendidas a nivel global desde su puesta a la venta, marcando así un nuevo récord.

La compañía tecnológica ha compartido los resultados financieros correspondientes al primer trimestre de su año fiscal 2019, que se corresponde a los meses de abril a junio, periodo en el que ha vendido 3,2 millones de unidades de su consola PlayStation 4.

Las cifras PS4 alcanzan, desde su puesta a la venta el 15 de noviembre de 2013, los cien millones de unidades vendidas a nivel global. Según el analista senior de Niko Partners, Daniel Ahmad, se trata de la consola doméstica que ha llegado a la cifra de los cien millones en menos tiempo, récord que anteriormente tenía PlayStation 2, que tardó cinco años y nueve meses, frente a los cinco años y siete meses de PS4.

El impuslo a la PlayStation 4 llega en un momento en lo que todo apunta a la próxima renovación de la consola por la parte de Sony, ya que la propia compañía ha anunciado que se encuentra trabajando en la consola de nueva generación.

Más allá de la consola, las ventas de 'software' reflejan un incremento en las descargas digitales. Así, la compañía ha vendido 42,9 millones de juegos, suponiendo las descargas el 53%. En cuanto a los suscriptores a su servicio PlayStation Plus, los resultados recogen que a fecha de 30 de junio había 36,2 millones de usuarios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.