Tecnología y Logística

Los tomates ya se pueden cultivar en Marte y Heinz ha hecho ketchup con ellos

  • La compañía logra después de dos años una cosecha de tomates en las mismas condiciones del Planeta Rojo
  • Para su desarrollo, la firma ha contado con científicos del Aldrin Space Institute
  • La presentación de Ketchup 'Marz Edition' se ha realizado en un viaje a 37.000 metros de altura

Heinz acaba de presentar su Ketchup 'Marz Edition', una variante de su tradicional salsa elaborada con tomates cultivados bajo condiciones similares a las de Marte. Una edición donde la tecnología, la gastronomía y la investigación van estrechamente de la mano.

La idea surgió hace dos años cuando la compañía y su equipo de 'Maestros Tomateros', formado por siete expertos, se embarcaron en el denominado 'Proyecto Rojo' para analizar las difíciles condiciones del suelo, elegir las semillas perfectas y aplicar técnicas líderes para que los cultivos florecieran en condiciones extremas.

Para conseguirlo, Heinz se ha asociado con científicos del Aldrin Space Institute, del Instituto Tecnológico de Florida. Un equipo dirigido por el Dr. Andrew Palmer que no ha logrado cultivar tomates bajo las condiciones de Marte y de una calidad suficiente para la elaboración de su conocida salsa. Para la presentación oficial, Heinz ha embarcado esta semana una botella de Heinz Ketchup 'Marz Edition' en un viaje espacial más allá de la atmósfera terrestre, alcanzando los 37.000 metros de altura y temperaturas de -70°C antes de regresar a la Tierra.

"Hay muchos factores importantes que nuestros 'Maestros Tomateros' tienen en cuenta cuando se trata de cultivar tomates Heinz en entornos menos ideales: desde el grosor hasta el color y el dulzor. Todos estos aspectos garantizan que podamos crear el inconfundible Ketchup de Heinz. Cuidar nuestros suelos es una de nuestras misiones clave, y seguiremos trabajando en ello para continuar con nuestro compromiso hacia un cultivo sostenible", comenta Cristina Kenz, Chief Growth Officer de Kraft Heinz International Zone.

Asimismo, Cristina Kenz también muestra la gran ilusión que ha supuesto este proyecto para todo el equipo de Heinz: "Estamos muy contentos de que nuestro equipo de expertos haya podido cultivar tomates en condiciones desconocidas de otro planeta. Desde el análisis del suelo de las condiciones de Marte hace dos años hasta la cosecha de ahora, ha sido un viaje que ha demostrado que, acabemos donde acabemos, el ketchup de Heinz se seguirá disfrutando durante generaciones".

Cosechas a largo plazo

En palabras del Dr. Andrew Palmer: "Hasta ahora, la gran mayoría de esfuerzos por descubrir formas de cultivo que simularan las condiciones de Marte son estudios de crecimiento de plantas a corto plazo. Lo que ha hecho este proyecto es estudiar la cosecha de alimentos a largo plazo. Conseguir una cosecha de calidad para convertirla en el ketchup de Heinz era el resultado soñado y lo hemos conseguido".

En base a esta investigación, el equipo de Andrew Palmer ha presentado para su publicación científica el primero de los tres artículos que recoge esta misión, la cual se inició probando las semillas en las condiciones sobrenaturales del suelo de Marte y, una vez perfeccionada la técnica, el experimento se convirtió en uno de los mayores proyectos de cultivo realizados con Marte jamás realizado. Dicho cultivo requirió, además, la creación de un biodomo único para imitar las condiciones del Planeta Rojo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin