Tecnología y Logística

Islazul escala al tercer puesto entre los centros comerciales más sostenibles de Europa

  • Según el certificado de construcción sostenible Breeam
  • El centro madrileño logra la nota más alta, la doble calificación de Excepcional
  • Logra reducir 1.060.486 kg en emisiones de CO2 y un 13% en el uso de agua

El centro comercial madrileño Islazul, propiedad de Nuveen Real Estate y gestionado por Cushman & Wakefield, se sitúa en el primer puesto del ranking español en lo que a gestión medioambiental se refiere, tal y como confirma el certificado de construcción sostenible Breeam (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology).

Islazul se convirtió en 2012 en el primer centro comercial español en obtener este reconocimiento. En 2016 logró la calificación de "Excelente", en 2019 la de "Excepcional". Ahora, en 2021, logra la nota más alta, la doble calificación de Excepcional, lo que le convierte en el primer y único centro nacional en alcanzarlo, la tercera más alta de toda Europa entre más de 2.000 proyectos certificados en el ámbito del retail.

Esta distinción, que llega de la mano de Asla Green Solutions, va más allá de la eficiencia energética, englobando aspectos como el consumo de agua, la emisión de gases contaminantes, la gestión de residuos, o la salud y el bienestar de los usuarios del centro comercial. Las múltiples medidas llevadas a cabo en los últimos años han llevado a Islazul a mejorar en todas las categorías de la metodología Breeam, traduciéndose en una disminución de 1.060.486 kg en las emisiones de CO2, una reducción del consumo energético en 1.631.512 kWh y un ahorro en el empleo del agua del 13%.

Medidas implementadas

Esto ha sido posible gracias a la monitorización de consumos, temperaturas y horarios, la revisión de los protocolos de funcionamiento y de la estanqueidad del edificio o el uso de free-cooling directo en climatización. Se han adoptado, además, múltiples medidas para disminuir la contaminación lumínica del alumbrado exterior, se han instalado dos plantas solares para autoconsumo que suponen un ahorro energético del 27%, y se han llevado a cabo estudios de ecología y un plan de biodiversidad.

El centro también cuenta con una cubierta vegetal que se ampliará en los próximos años, con nuevos equipamientos para ciclistas fomentando movilidad sostenible y con el pionero parking disuasorio, fruto de la colaboración de Islazul con la EMT y el Ayuntamiento de Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin