Inmobiliaria

Digitalización, experiencia y sostenibilidad son las apuestas de los centros comerciales

  • El centro debe adaptarse para ofrecer una experiencia de compra única
  • Algunos expertos señalan que la recuperación podría comenzar a finales de este año

A lo largo de la geografía española se extienden 567 centros comerciales. El sector, lejos del apocalipsis del que se habla desde hace varios años, apuesta por su tranformación para adaptarse a las necesidades y los cambios de consumo del cliente a través de herramientas como la digitalización, la sostenibilidad y la experiencia. Esta es una de las conclusiones ofrecidas en la Gran Jornada Inmobiliaria: 'El sector inmobiliario como motor económico de España', celebrada por elEconomista durante la mesa de debate "Los centros comerciales consolidan su protagonismo en el retail".

En este proceso de evolución, Rocio Zunzunegui, directora de RRII de Inmobiliaria Espacio/Caleido, ve necesario en los centros comerciales "ofrecer la transformación digital y la onminacalidad, para que seamos capaces de acercar el proceso de compra y aportar valor". La sostenibilidad se ha convertido en un aspecto clave también para el sector, "después de esta pandemia, sobre todo, ofrecer al consumidor una seguridad de estar al aire libre. Aquellos activos que no lo tengan lo tendrán que buscar. Además, nos tienen que ayudar a generar esas experiencias y que pase algo que aporte ese valor añadido para el consumidor y los operadores", añade Zunzunegui.

El cliente está en continuo cambio, sus hábitos de consumo se han modificado y son muy diversos. El simple hecho de ir a comprar ya no es necesario, ya que se puede tener casi todo al alcance de un click. "El centro comercial tiene que ser capaz de revisar su modo de trabajo para ofrecer una experiencia de compra única. El retail tenemos la obligación de cambiar los modos de interactuar con el cliente para adaptarnos. El espacio físico complementa el espacio digital, estamos en ese camino y la pandemia lo ha acelerado", señala Sebastián Palacios, CEO de Carmila España e Italia. En esta línea, Miguel Pereda, consejero de Lar España y presidente de Grupo Lar, considera que "en todos los pasos de la compra interviene el canal online y offline, por lo que es ineludible es que hay una combinación".

En medio de la era digital, Alberto Bravo, Managing director de Sonae Sierra España y Portugal apunta que "tenemos que ser capaces de crear espacios polivalentes basados en la digitalización y servicios novedosos que incrementen el vínculo entre el consumidor y el centro". Para ello, señala que "la tecnología es clave. Los que sean capaces de invertir atraerán las principales tiendas o marcas y al consumidor".

Aunque el ecommerce está en pleno auge, Palacios llama a la "tranquilidad" en cuanto a la actividad de los centros comerciales, ya que en España el 65% de los consumidores prefieren hacer sus compras en tiendas físicas, no obstante, considera que "nos tenemos que adaptar" al mundo digital. "Estamos en ello, se hace a marchas forzadas y es una evolución constante, ya que tenemos que anticipar los cambios y adaptar nuestra oferta a medida que cambia el cliente", expone el CEO de Carmila España e Italia.

Las marcas son más selectivas

En el último año, los centros comerciales han sufrido el varapalo del Covid, acompañado de unas restricciones sanitarias y de movilidad que han obligado a muchos centros a permanecer cerrados durante meses. A pesar de esta situación, las marcas siguen llegando a los centros comerciales, sin embargo, son más "selectivas", tal y como remarca Zunzunegui, "sus planes de expansión se han visto reducidos, lo que hace que el retailer haga un análisis mayor con la ubicación y viendo lo que ofrece el centro, es fundamental que les aportemos valor añadido".

A pesar de lo vivido en los últimos meses, "las marcas nuevas llegan y las marcas fuertes aprovechan para llenar espacios y refuerzan su posición invirtiendo en la calidad de las tiendas. Cuando hacen eso es que tienen visión a largo plazo. La mejor prueba es que las desocupaciones no las hemos visto crecer", apunta consejero de Lar España.

El sector de los centros comerciales va camino de superar los duros momentos experimentado a raíz de la pandemia sanitaria. Desde el inicio de año, "notamos una reactivación muy importante con interés de marcas internacionales. Estamos firmando una cantidad de contratos nunca vista. Este es el resultados que tiene una recuperación del consumo este año, que va a seguir el año próximo y todo el mundo toma posiciones y está buscando la tienda física que no tiene. Los operadores estamos haciendo grandes esfuerzos para integrar los marcas. Eso augura un final de año interesante, dinámico y de crecimiento que seguirá en 2022", expone Palacios. Se muestra optimista de cara a la recuperación del sector, ya que, mirando las cifras de las últimas semanas, algunos centros han recuperado niveles de actividad de 2019.

En esta línea, Pereda afirma que en las últimas semanas, "estamos en niveles de visitas casi pre covid y en ventas ya estamos en dichos niveles", aunque matiza que "depende de los centros. Cuando las restricciones se levantan el cliente vuelve y compra, lo hemos comprobado. En un escenario donde no se vuelva a proceder este cierre, podemos ver una normalización a lo largo del segundo semestre".

Por su parte, Bravo, haciendo diferencia entre los distintos centros, retrasa la recuperación hasta 2022, "si las restricciones se levantan. Pese a llegar a ventas hay que tratar de recuperar la perdida de 2020 y tenemos que seguir colaborando".

¿Volverá el nivel de inversión?

"La pandemia nos ha sometido a los activos a un test de estrés y hoy tenemos datos para ver como han reaccionado ante este proceso. Somos capaces de distinguir qué centros y cómo se comportan", señala el presidente de Grupo Lar. Así, dependiendo de los centros, "el inversor va a ser más especializado. La consolidación y la segmentación entre tipologías de centros va a crecer y eso llevará un tiempo para que la liquidez llegue al mercado".

En este sentido, Palacios aporta algunos matices: "Hay liquidez, pero hay poco producto porque pocos propietarios ven con buenos ojos poner en el mercado sus activos a los precios que está dispuesto a pagar el mercado, que generan un gap respecto a sus valoraciones. Nos falta tiempo para consolidar y sanear el efecto covid. Hasta que no tengamos ventas estables y que demostremos que hemos vuelto a una etapa de crecimiento importante, no va a volver ese dinamismo en el mercado de la inversión", por lo que sitúa que "a finales de este año o el próximo, el centro comercial va a convertirse en un activo de moda en la inversión", aunque destaca que el interés se dirigirá hacia aquellos con ciertas características, como "proximidad, sostenibles, digitales y gestionados por equipos expertos".

Respecto al papel de la administración en cuanto a las medidas llevadas a cabo para el sector durante los meses de pandemia el managing director de Sonae Sierra España y Portugal señala que "el gran acierto por parte e las autoridades ha sido no intervenir y ver que este sector muestra su flexibilidad. Ahí están las ocupaciones, que no han caído con cuatro o cinco meses sin actividad. Colaborando propietarios y comerciantes hemos conseguido que la red comercial se mantenga", sin embargo, su crítica se dirige hacia el qué se puede abrir y que no, ya que "los centros comerciales han aplicado medidas de seguridad importantes, con grandes inversiones para garantizar un ambiente saludable".

Por su parte, Palacios, aunque coincide con la opinión anterior, considera que "podríamos haber esperado tener una ayuda más importante. Los propietarios de centros comerciales hemos sido muy flexibles, no solo en el alquiler, ya que hay hay muchos costes detrás del comercio y podríamos haber visto una contribución más potente ayudando al sector del comercio en general y en especial al pequeño comercio".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin