Saludable

Pascual prioriza la compra local para ayudar a los ganaderos ante el virus

  • Ofrecido por Pascual
Madrid

Dentro su implicación con la sociedad durante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, Calidad Pascual ha dado un nuevo paso. Así, además de reforzar su labor productiva para garantizar el suministro de alimentos de alto valor nutricional en todos los puntos de venta del país, está reafirmando su compromiso con el abastecimiento y la compra local de materias primas, que ya asciende al 96% del total. Con ello, está favoreciendo a los agricultores y ganaderos que realizan su actividad en España.

La compañía está trabajando con una única misión: asegurar el abastecimiento de alimentos a la población, lo que la sitúa en una posición clave durante la crisis provocada por el coronavirus dentro de un sector estratégico como es el agroalimentario. La empresa ha estrechado sus contactos con clientes y proveedores, ya sea ofreciéndoles asesoramiento, reforzando las redes de apoyo, o mejorando la coordinación para llegar a los puntos de venta de todo el país.

Por todo ello, el equipo humano que continúa trabajando para garantizar el suministro y el funcionamiento de la compañía se ha convertido en una prioridad. En este sentido, Pascual está ofreciendo a sus empleados herramientas para la gestión emocional durante el confinamiento, lo que comprende asistencia psicológica, información nutricional e, incluso, cursos de formación en diferentes ámbitos para ayudar a sobrellevar la cuarentena, así como para impulsar su desarrollo laboral durante este periodo.

Con el fin de mantener a la plantilla unida y alentar a quienes continúan trabajando de manera presencial en fábricas, almacenes o plantas logísticas, Pascual ha lanzado el hashtag #OrgulloDeEquipo, una campaña enfocada a compartir las diferentes experiencias de todo el equipo durante el confinamiento y fomentar, más que nunca, el apoyo mutuo y la unión.

Por otra parte, de cara a su implicación con las personas, la empresa se ha puesto a disposición de las autoridades locales y autonómicas para apoyar en todo lo necesario mientras dure la crisis sanitaria. Hasta ahora, ya ha donado miles de unidades de producto de todas sus marcas a hospitales, residencias, bancos de alimentos y otros organismos sociales para responder a las demandas de ayuda que están surgiendo y contribuir a mitigar los efectos de la pandemia.

Fabricación de EPI

Ante la falta de material sanitario, dos trabajadores del complejo industrial de Aranda de Duero (Burgos), David Quintana y Jesús Pérez, han impreso, desde el comienzo de la alarma sanitaria, más de 500 pantallas de protección individual para personal sanitario, alrededor de 300 salva-orejas y 30 válvulas para respiradores, un material que ha sido repartido en hospitales y residencias de la tercera edad de Burgos y Soria. Esto ha permitido paliar la escasez de material en centros sanitarios y asistenciales de la región.

Todas estas iniciativas le han valido a Pascual el reconocimiento por parte del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien visitó recientemente las instalaciones de la empresa en Aranda de Duero para agradecer su labor y, por extensión, la del resto de la industria alimentaria, en un momento tan complicado como el que vivimos. Durante su visita, el presidente regional, pudo conocer de primera mano todos los esfuerzos que está llevando a cabo Pascual desde el inicio de la pandemia encaminados a que no cese en ningún momento el suministro de productos a la población.

Alfonso Fernández Mañueco pudo verificar el estricto protocolo de medidas de seguridad puestas en marcha por la compañía arandina, ya que como subraya Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual, "lo primero es la seguridad de nuestras personas". Pascual agradeció la visita del presidente autonómico y su compromiso con la industria alimentaria, la cual, recordó, "desempeña un papel fundamental, que desarrolla con gran responsabilidad para garantizar a la población algo tan básico como necesario: alimentos y bebidas seguros y de calidad. Esta crisis ha puesto de manifiesto que esta industria es básica y necesaria para la vida de las personas. Lo importante es que la gente esté tranquila y sepa que lo que necesita no le va a faltar". Y añadió: "Quiero agradecer el esfuerzo de todos los que están al pie del cañón en nuestras fábricas, plataformas logísticas y almacenes, y a los que han convertido sus casas en nuestras oficinas y están teletrabajando. En los momentos difíciles es cuando Calidad Pascual está demostrando que dar lo mejor no es solo un lema, es un trabajo de equipo, más unido que nunca si cabe. Gracias a todos por este ejemplo de fuerza, de coraje y de honor".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.