Salud

Digital Health, el futuro esqueleto de la atención sanitaria

  • El negocio de la digitalización de la salud alcanzará los 380.000 millones de euros en 2030
  • En 2021 el volumen de inversiones por parte de los fondos privados superó los 8.000 millones de euros en Europa

La industria MedTech cada vez está más presente en España. El Digital Health es la que mayor potencial tiene de crecer en los próximos años, según un informe de la consultora Iqvia. Será la encargada de dar solución a las futuras necesidades que surjan en el sector sanitario enfocadas en la conectividad entre los dispositivos médicos. Además, en 2030, la salud digital alcanzará los 380.000 millones de euros, según el CEO de Zerintia, César Rodríguez. "Es el esqueleto sobre el que se apoyará el resto de tecnologías médicas de la industria", afirma Iqvia.

El sector de la Tecnología Sanitaria está en continuo crecimiento. Tiene un importante impacto económico y social a nivel mundial. Actualmente lo componen 33.000 compañías de las cuales 700 tienen sede en España, según el mismo estudio. Además, el 95% son pequeñas y medianas empresas (PYMES). El sector aporta 140.000 millones de euros en valor de mercado en el Viejo Continente.

El MedTech está compuesto por distintas áreas entre las que se encuentra el Digital Health, que se define como el conjunto de nuevas soluciones para el sector sanitario a partir de la convergencia de la industria de la tecnología y el ámbito médico. "Es un concepto amplio, multidisciplinar y que incluye muchas categorías desde el Internet of Things hasta las soluciones tradicionales de conectividad, y otras más novedosas como la robótica en el ámbito quirúrgico o el desarrollo de modelos de telemedicina", explica César Rodríguez. Además, afirma que "está convencido de que en 2030 ya no se hablará de salud digital porque no habrá una línea que separe la tecnología y la sanidad. Ambos mundos estarán 100% integrados y no seremos capaces de diferenciar".

Por otro lado, la salud digital busca la eficiencia en el sistema sanitario que permita atender debidamente y con mayor calidad a una población cada vez mayor a nivel global. Permite ofrecer de una manera más abierta y delicada los recursos técnicos y clínicos que existen, independientemente de dónde estés y de la condición social y económica de la persona. También permitirá avanzar hacia un modelo de atención al paciente "basado en la prevención de las enfermedades, no la atención de las enfermedades. Por ejemplo, el Big Data facilita que los médicos puedan tomar decisiones para anticiparse a situaciones de pandemia", explica Rodríguez, empresa tecnológica especializada, entre otras cosas, en proyectos innovadores en eHealth e Industria 4.0.

Este sector ha crecido y se ha afianzado, sobre todo, a raíz del impacto del Coronavirus. "Ha supuesto un antes y un después, y un verdadero salto cuantitativo y cualitativo en el papel que nuestro sector desempeña en el ámbito de la política sanitaria de nuestro país", indica la Secretaria General de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), Margarita Alfonsel.

"En España tenemos que ser valientes y decididos en acelerar los procesos de transformación que la digitalización ofrezca", indica el directivo de Zerintia. Desde la compañía han desarrollado una plataforma de interacción y conexión en tiempo real entre especialistas clínicos para dar respuesta rápida a consultas e intervenciones de alta complejidad, sea en el espacio quirúrgico, entorno hospitalario de emergencias, cuidados intensivos o atención remota en centros.

Por otra parte, las instituciones, tanto privadas como públicas, ya no ponen en discusión si deben o no invertir en salud digital. "El debate está en a qué ritmo las compañías se ven capaces de avanzar en el proceso de transformación digital. Este procedimiento genera dudas porque cada vez tiene menos de digital y mucho más de transformación", explica Rodríguez. "Al final la tecnología es un medio, no un fin", recalca. El debate también está en si España y Europa serán capaces de adaptar las capacidades que ofrece la nueva tecnología al modelo de negocio que existe sin romper los esquemas que históricamente se han establecido.

En los últimos cinco años, en España se ha avanzado en el proceso de transformación digital en el ámbito sanitario. En 2021, el volumen de inversión por parte de los fondos privados en proyectos de salud digital superó los 8.000 millones en Europa. Sin embargo, el Viejo Continente está lejos de alcanzar el avance de otros territorios como Estados Unidos, Canadá o Australia. "Nunca ha habido tanto dinero para invertir en salud y lo que tenemos que asegurar es que tenemos los perfiles y los recursos adecuados en las organizaciones y en las administraciones para poder ejecutar dichos fondos", explica el CEO de Zerintia.

Ventajas del Digital Health

El Digital Health ahorra un 30% del gasto hospitalario quirúrgico, según datos que existen en Estados Unidos donde llevan un par de años de ventaja respecto a otros territorios. Además, mejora un 30% la productividad y la eficiencia en este ámbito, por ejemplo en el desplazamiento de profesionales a otros lugares cuando se complica una intervención, en la reducción del material quirúrgico que se utiliza de más por tener que alargar la operación. "En vez de que una operación dure tres horas dura cinco. Al final tienes dos horas más de gasto adicional no solo por el uso del espacio quirúrgico, sino por todo el material quirúrgico que se desperdicia", recalca el experto.

Dentro de cinco años, el Digital Health no solo permitirá que los profesionales puedan interactuar más entre ellos para tomar decisiones en tiempo real, sino que además podrán tener datos para mejorar posteriormente los protocolos que se ha seguido. También, permitirá integrar este ecosistema quirúrgico y hospitalario con el ámbito de la cirugía digital y la robótica para que, por ejemplo, un especialista pueda utilizar un sistema Da Vinci estando a 3.000 kilómetros de distancia. El Digital Health afianzará y fortalecerá el sistema sanitario.

Existen otras áreas que también liderarán el MedTech en España. En primer lugar, el Home Care la cual todavía no está implementada del todo en el país. Abarca todos los dispositivos orientados al diagnóstico, seguimiento y tratamiento de una patología desde el domicilio del paciente. Por otro lado, se espera que las técnicas del diagnóstico clínico "ganen cada vez más importancia en la industria conforme aumente la innovación para la detección temprana y eficaz de nuevas patologías y la medicina de precisión", indica el informe de Iqvia. El hecho de diagnosticar una enfermedad de manera temprana disminuye el gasto sanitario. También, se espera que el segmento de cirugía y material quirúrgico se utilice con mayor frecuencia en las intervenciones rutinarias en el territorio español gracias a las mejoras en cirugía de precisión y a la mayor aplicabilidad de estas técnicas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin