Salud

Los expertos plantean que la causa de la hepatitis desconocida se debe a una coinfección de coronavirus y adenovirus

  • En España se han registrado 30 casos según el último boletín del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

Entre hipótesis e hipótesis, los expertos han llegado a la conclusión sobre cuál es el origen de la hepatitis desconocida: una coinfección del Sars-Cov-2 mezclada con adenovirus. "Tenemos la hipótesis de que los casos recientemente notificados de hepatitis aguda grave en niños podrían ser consecuencia de una infección por adenovirus previamente infectados por coronavirus", afirma el experto del departamento de Inmunología e Inflamación del Imperial College London y Moshe Arditi, Petter Brodin, en la revista ´The Lancet Gastroenterology & Hepatology´. A día de hoy, España arrastra 30 casos, según el último boletín del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

En total, hay registrados 650 niños con hepatitis infantiles de origen desconocido en Reino Unido, Europa, Estados Unidos, Israel y Japón, según la Organización Mundial de la Salud. La mayoría de los pacientes presentan síntomas gastrointestinales. Luego pueden evolucionar hacia una ictericia y, en algunos casos, hacia una insuficiencia hepática aguda. 38 niños han requerido un trasplante de hígado y nueve pacientes han fallecido.

Un agente infeccioso sigue siendo el origen con más votos. Petter Brodin explica en un artículo de la revista anteriormente mencionada que "el Covid 19 se ha identificado en el 18% de los casos notificados en Reino Unido" y añade que "solo se disponen datos del 11% de los pacientes que dieron positivo de coronavirus en el momento en el que fueron ingresados ya que no a todos los niños se le hicieron pruebas serológicas". "Es probable que las pruebas serológicas en curso arrojen un mayor numero de casos con hepatitis aguda grave e infección previa o actual por Covid 19. Por otro lado, en Israel 12 pacientes padecieron este virus en los últimos meses y la mayoría de los casos de hepatitis notificados eran de pacientes demasiado jóvenes como para poder recibir la vacuna.

Esta no es la primera hipótesis sobre el origen de esta enfermedad a la que se llega. La conjetura de que el adenovirus 41F fuera el causante cobró fuerza en Reino Unido, pero no en los demás países. El adenovirus es una infección leve en circunstancias normales, pero puede desencadenar en una más grave o en un daño hepático mediado por el sistema inmunitario. De los casos en el país inglés, el 72% de los niños a los que se les realizó la prueba de adenovirus y de los 18 subtipos de hepatitis que se han dado en el territorio, todos dieron positivo en adenovirus 41F. Este subtipo no es infrecuente y predomina en niños pequeños y pacientes inmunodeprimidos. No obstante, hasta ahora no se ha notificado como causa de hepatitis aguda grave.

Debido a la situación actual, los expertos sugieren que se investigue a los niños con hepatitis aguda para detectar la persistencia de coronavirus en heces, la desviación de los receptores de células T y el aumento del IFN ya que estos datos podrían aportar pruebas de un mecanismo de super antígenos de esta enfermedad en una persona sensibilizada por el adenovirus 41F. Si se encuentra evidencia de activación inmunológica mediada por super antígenos, "se debe considerar la posibilidad de aplicar terapias inmunomoduladores en niños con esta patología.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin