Salud

Alan se apoya en el fondo Ontario para conquistar el sector asegurador en España

  • La firma, que tiene un convenio sanitario con DKV, levanta 183 millones de euros
  • El unicornio francés alcanza una valoración de 2.700 millones
  • "El fondo de pensiones canadiense es el mejor socio para esta nueva etapa"
Irene Martínez, nueva directora general en España, y Jean-Charles-Samuelian, CEO de Alan. Ana Morales

La aseguradora gala Alan ha cerrado una ronda de financiación serie E de 183 millones de euros para expandir su servicio de salud digital en España y Bélgica. Según ha podido saber elEconomista, la operación ha sido liderada por el fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers' Pension Plan (OTPP) inyectando 150 millones de euros en la startup gala para posicionarse como nuevo socio minoritario. La ampliación de capital ha sido suscrita también por inversores ya existentes como los fondos de capital riesgo Index Ventures y Temasek, y los venture capital estadounidenses Coatue, Ribbit y Dragoneer, junto al holandés Exor.

Con esta nueva ronda de financiación, Alan eleva la inversión recibida a 448 millones de euros desde su fundación en 2016 y alcanza una valoración de 2.700 millones de euros. Tras la operación, los dos socios fundadores -Jean-Charles-Samuelian, CEO, y Charles Gorintin-, mantienen una participación significativa en el accionariado del unicornio galo.

Ontario es el mejor socio para impulsar nuestro crecimiento con 'capital paciente' y manteniendo nuestra independencia

Samuelian e Irene Martínez, nueva directora general en España, han explicado a este diario que el grupo no necesitaba levantar nuevo capital pero, tras crecer un 86% en 2021, recibieron muestras de interés por parte de los inversores. "Nos pareció un buen momento para salir de nuevo al mercado ante la incertidumbre y probabilidad de una próxima recesión. Nuestro objetivo es alcanzar la rentabilidad en 2025", añade Samuelian. El CEO de Alan considera que "Ontario, como inversor a largo plazo, es el mejor socio para acompañarnos en esta nueva etapa de crecimiento internacional ofreciendo capital paciente y manteniendo al mismo tiempo nuestra independencia".

Tras la Serie E de 183 millones, el unicornio francés alcanza una valoración de 2.700 millones de euros

La firma gala detalla que de los 183 millones captados un 45% se invertirá en el mercado francés; un 25% se destinará a crecimiento internacional y expansión en mercados existentes, y el 30% restante a mejoras tecnológicas, de infraestructura y ampliación de servicios. "La inversión en España nos permitirá generar puestos de trabajo, multiplicando por cuatro nuestra plantilla actual durante los próximos tres años", añade.

Expansión en España

En el último año, Alan ha pasado de ser un seguro de salud a convertirse en partner incorporando nuevos productos más allá de los seguros tradicionales. "Tenemos un acuerdo con DKV que nos da acceso a su amplia red médica de 40.000 especialistas y 1.000 doctores. Hemos empezado operando con empresas, pero no descartamos incluir particulares. Actualmente, estamos ya en 140 compañías en España y esperamos alcanzar los 80.000 asegurados en tres años", explica Martínez.

Ontario Teachers Pension Plan (OTPP) es uno de los principales fondos de pensiones globales con más de $241.600M en activos netos bajo gestión y el ambicioso objetivo de alcanzar los $300.000 millones en activos netos para 2030. El fondo de pensiones canadiense cuenta con una extensa trayectoria inversora en España, donde ha sido propietario de compañías como la funeraria Mémora, adquirida al fondo de capital riesgo 3i en 2017 por 500 millones de euros, y Logoplaste, el rey de los envases, comprada al private equity Carlyle en 2021 por más de 1.000 millones. A diferencia de los fondos de capital riesgo tradicionales, su horizonte de inversión y de permanencia en las compañías es más flexible y largoplacista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.