Empresas y finanzas

Carlyle ultima la venta de Logoplaste, el 'rey de los envases', al fondo OTPP por más de 1.000 millones

  • Se impone así a otros fondos como los británicos BC Partners y Apax
  • Logoplaste produce los botes de ketchup Heinz o el champú Pantene, entre otros
Foto: Archivo.

El fondo Ontario Teachers' Pension Plan (OTPP) ultima la compra de Logoplaste, el fabricante de envases de plástico del fondo estadounidense Carlyle, conocido por producir los botes del famoso ketchup Heinz, del champú Pantene, los botes de Fairy o de los aceites La Española, entre otros. Según han explicado fuentes financieras a elEconomista, el fondo canadiense ha puesto sobre la mesa la oferta más alta por la compañía, que la valora en más de 1.000 millones de euros. La operación podría cerrarse a lo largo de los próximos días, según las mismas fuentes.

Se impone así en una dura subasta competitiva a otros fondos como los británicos BC Partners y Apax, que también llegaron a la fase final. En el proceso, coordinado por los bancos de inversión Goldman Sachs y Barclays, también han participado otros inversores financieros como el estadounidense Stonepeak Infrastructure Partners o el británico Cinven, tal y como reveló este diario el pasado mes de enero. elEconomista contactó con Carlyle, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta. También contactó con Goldman Sachs, que declinó hacer comentarios sobre esta información.

Pese a que en un primer momento no se descartó que la compañía pudiera acabar en manos de otro competidor del sector, el gran apetito mostrado por los fondos hacía indicar que iba a acabar en sus manos. De hecho, Logoplaste cumple a la perfección con los criterios de inversión de OTPP: es una compañía poco sujeta al impacto de los ciclos económicos (sus productos se dirigen sobre todo al sector del cuidado personal, la alimentación o las bebidas), pues el fondo canadiense busca inversiones a largo plazo, mientras que ofrece altas rentabilidades.

Logoplaste es una de las grandes compañías mundiales en el negocio del plástico, contando con 60 plantas distribuidas en 16 países (como Canadá, Estados Unidos, México, Brasil, España, Reino Unido, Portugal, Italia o Rusia, entre otros). Según los últimos datos disponibles, correspondientes al ejercicio de 2019, la compañía cuenta con unas ventas de unos 500 millones de euros. De esta cantidad, el 90% procede de fuera de Portugal, donde tiene su origen. Su estrategia pasaría por seguir creciendo en Europa y América gracias a la financiación de su nuevo socio. 

El canadiense crece en España

En España, el fondo de pensiones de los profesores de Ontario es dueño de Mémora, el mayor grupo de funerarias en el país, desde mediados del año 2017. En aquel momento, desembolsó más de 400 millones de euros a su anterior accionista, el fondo británico 3i. Desde entonces, los gestores canadienses han realizado adquisiciones de pequeños tanatorios con el objetivo de seguir haciendo crecer la compañía en diferentes puntos geográficos en España. 

Hace escasas semanas,  OTPP también protagonizó otra operación corporativa en el sector de las energías renovables junto al también canadiense PSP Investments. A través de su participada Cubico, se impusieron en la puja por T-Solar, el antiguo negocio de renovables de Isolux Corsán, que estaban en manos de I Squared. Por esta operación, Cubico desembolsó en torno a 1.500 millones de euros. 

Además, esta gestora canadiense ha analizado otras oportunidades de inversión en el sector de las infraestructuras que finalmente no se han materializado, como la adquisición de un paquete minoritario en Aguas de Valencia. OTPP suma más de 204.700 millones de dólares (unos 988.697 millones de euros, al cambio actual) en activos bajo gestión. 

Importantes plusvalías

Cabe recordar que Carlyle compró Logoplaste en el verano del año 2016 desembolsando una cantidad superior a los 600 millones de euros e imponiéndose en una puja competitiva contra otros pesos pesados del sector como el británico CVC o el canadiense Onex, que finalmente quedó fuera en la primera criba de esta subasta. El fondo estadounidese, que suma más de 230.000 millones de dólares en activos bajo gestión, obtendrá importantes plusvalías con su salida de Logoplaste.

Carlyle, capitaneado en España por Alex Wagenberg, ha protagonizado conocidas transacciones en el país como la compra de un paquete minoritario en Cepsa. También controla el grupo Codorniú, la gallega Cupa Group o la valenciana Jeanología. Además, es uno de los fondos que suena con más fuerza en el mercado en la puja por el fabricante aéreo ITP.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin