Salud Bienestar

Qué le sucede a nuestro cuerpo tras siete días en ayunas

Mujer manos en ayuno intermitente haciendo señal de alto. Firma: iStock

En los últimos años ha ido ganando popularidad para perder peso el ayuno intermitente, en el que se altera los períodos sin comer con ventajas horarias donde alimentarse. El ayuno ha existido a lo largo de la evolución humana cuando distintas sociedades lo realizaban con fines religiosos y médicos.

Han publicado un estudio en 'Nature Metabolism' en el que estudiaron lo que le sucedía al cuerpo después de períodos prolongados sin comer. Identificaron posibles beneficios para la salud del ayuno y su base molecular subyacente. Durante el ayuno, el cuerpo cambia su fuente y tipo de energía, pasando de las calorías consumidas a utilizar sus propias reservas de grasa.

La realidad, es que se sabe poco sobre cómo responde el cuerpo a períodos prolongados sin alimentos y los impactos que pueda tener en la salud. Pero con las nuevas técnicas que permiten medir miles de proteínas que circulan en la sangre, ayudaron a comprender mejor las adaptaciones moleculares al ayuno en humanos.

Los voluntarios perdieron un peso promedio de 5,7 kg

Los investigadores siguieron a 12 voluntarios sanos (5 mujeres y 7 hombres) que estuvieron ayunando durante siete días, tomando solo agua. Observaron que, con este ayuno extremo, los participantes perdieron un peso promedio de 5,7 kg. También demostraron nueve perfiles de respuesta proteómica distintos, con cambios sistémicos evidentes después del tercer día de ayuno.

Los investigadores observaron que el cuerpo cambiaba las fuentes de energía (de glucosa a grasa almacenada en el cuerpo) dentro de los primeros dos o tres días de ayuno. Los participantes perdieron tanto de grasa como de masa magra más allá de cinco kilos.

"Por primera vez podemos ver lo que sucede a nivel molecular en todo el cuerpo cuando ayunamos"

Tres días después del ayuno, el peso perdido se mantuvo, mientras que la pérdida de masa magra se revirtió casi al completo y la masa grasa se mantuvo. Por primera vez, los investigadores observaron que el cuerpo experimentaba cambios diferentes en los niveles de proteínas después de tres días de ayuno, indicando una respuesta de todo el cuerpo a la restricción calórica completa. Una de cada tres de las proteínas medidas cambió durante el ayuno en todos los órganos principales. Por lo que el ayuno va más allá de la pérdida de peso, como cambios en las proteínas que forman la estructura de soporte de las neuronas en el cerebro.

La directora del Instituto de Investigación Universitario de Salud de Precisión de Queen Mary (PHURI) Claudia Langerberg, ha señalado: "Por primera vez, podemos ver lo que sucede a nivel molecular en todo el cuerpo cuando ayunamos. El ayuno, cuando se realiza de forma segura, es una intervención eficaz para perder peso. Las dietas populares que incorporan el ayuno (como el ayuno intermitente) afirman tener beneficios para la salud más allá de la pérdida de peso".

"Nuestros resultados proporcionan evidencia de los beneficios del ayuno para la salud más allá de la pérdida de peso, pero estos sólo fueron visibles después de tres días de restricción calórica total, más tarde de lo que pensábamos anteriormente", ha añadido.

Maik Pietzner, presidente de datos de salud de PHURI, ha concluido: "Si bien el ayuno puede ser beneficioso para tratar algunas afecciones, muchas veces el ayuno no será una opción para los pacientes que padecen problemas de salud. Esperamos que estos hallazgos puedan proporcionar información sobre por qué el ayuno es beneficioso en ciertos casos, que luego pueda usarse para desarrollar tratamientos que los pacientes puedan realizar".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud