Salud Bienestar

Síntomas y causas de la enfermedad inflamatoria intestinal

  • Lo más común es que se desarrolle en personas jóvenes de entre 20 y 30 años
  • Afecta por igual a hombres y mujeres y se desarrolla a modo de brotes
  • No se conoce tratamiento propio de la enfermedad que permita una curación
El fuerte dolor en la zona intestinal es el principal síntoma de la enfermedad inflamatoria intestinal.

La enfermedad inflamatoria intestinal es un término para describir varios trastornos crónicos que implican la inflamación de los tejidos del tracto digestivo.

¿Qué es una enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal es una enfermedad crónica en la cual se produce inflamación del colón y/o intestino delgado. La realidad es que se desconoce la causa y el desarrollo de la enfermedad se presenta a modo de brotes.

Esta enfermedad puede desarrollarse a cualquier edad, aunque lo más común suele ser en personas jóvenes de entre 20 y 30 años. En cuanto al sexo, puede afectar por igual a hombres o mujeres.

Dentro de la enfermedad intestinal se encuentran dos enfermedades conocidas como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa afecta a la capa más superficial del colon, en cambio, la enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier tramo del tubo digestivo y la inflamación a todo el grosor de la pared intestinal. Por esto mismo, esta enfermedad puede tener más complicaciones.

¿Qué síntomas tiene la enfermedad inflamatoria intestinal?

Como hemos comentado esta enfermedad se desarrolla a modo de brotes. Por lo tanto, los episodios sintomáticos se alternan con episodios sin síntomas. La frecuencia de estos brotes es muy variable, dependiendo de cada persona. Pero con el tratamiento adecuado, lo más normal es que los síntomas sean leves y la mayor parte del tiempo las personas sean asintomáticas.

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad inflamatoria intestinal son:

  • Diarrea
  • Fatiga
  • Disminución del apetito
  • Dolor abdominal
  • Cólicos

No se conoce tratamiento propio de la enfermedad que permita una curación. Pero disponemos de una bmplia gama de fármacos que permiten controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente. Este tratamiento varia mucho de una persona a otra, porque se requiere un enfoque muy individualizado. Es decir, no a todas las personas les sirven los mismos tratamientos e incluso la misma persona tendrá que probar más de uno hasta que encuentre el adecuado. Los tratamientos de cada persona se deciden según los síntomas que presente el paciente.

¿Cómo se detecta una enfermedad inflamatoria intestinal?

El diagnóstico de esta enfermedad es imprescindible para poder dar con un tratamiento adecuado que permita remitir los brotes y, por lo tanto, los síntomas.

  1. Lo primero es realizar un análisis de sangre y de heces que permitan conocer la existencia de infecciones. Además de confirmar la existencia de la inflamación intestinal a través de unos indicadores específicos.
  2. Posteriormente, se realizará una gastroscopia y/o colonoscopia para establecer un diagnóstico y obtener biopsias. Estas pruebas son imprescindibles para el diagnóstico y para conocer el resultado de los tratamientos que se lleven a cabo.
  3. En la colonoscopia podemos ver el colon y la parte final del intestino delgado, mientras que en la gastroscopia visualizamos el esófago, estómago y la parte más próxima al intestino delgado.
  4. Existen otras pruebas que se pueden realizar como las ecografías. Estas no permiten tanto realizar un diagnóstico, sino descartar otras enfermedades. Además, permite conocer la ubicación de la inflamación.
  5. También al paciente podrían realizarle una resonancia magnética para diagnosticar posibles complicaciones y conocer las partes del intestino afectadas.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud