Salud Bienestar

Expertos confirman el poder de las alubias sobre el cáncer

Judías en conserva blancas, en sartén de hierro fundido, sobre fondo de piedra gris. Firma: iStock

Tanto la obesidad, la mala alimentación o los problemas gastrointestinales pueden generar modificaciones en el equilibrio microbiano normal de una persona. Estas alteraciones provocan inflamación en las personas que han padecido o tienen cáncer colorrectal (CCR). Aunque haya sido tratado de esta enfermedad y le hayan quitado los pólipos precancerosos, si tiene una dieta deficiente y un microbioma intestinal desequilibrado tendrá efectos negativos a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares como el cáncer.

Pero según un nuevo estudio de la Universidad de Texas, la incorporación de alubias blancas a la dieta de los supervivientes de cáncer colorrectal influye de forma positiva en su salud intestinal. Este alimento contiene fibras, aminoácidos y nutrientes beneficiosos para el intestino que ayuda a las bacterias beneficiosas del colon a favorecer la salud inmunitaria y regular la inflamación.

Esta legumbre es accesible para todos pero no se suelen tomar con mucha asiduidad debido a los efectos gastrointestinales leves o agudos, como pueden ser gases, aunque si se consumen de forma constante no suelen aparecer con tanta frecuencia.

Los participantes que formaron parte del ensayo se les añadió una taza diaria de alubias blancas a sus comidas y se apreció como tuvieron cambios beneficiosos para su microbioma intestinal, asociado con la prevención del cáncer y la mejora de los resultados del tratamiento. Entre las mejoras, aumentaron las bacterias beneficiosas y una disminución de las bacterias patógenas.

Los beneficios de incluir alubias blancas en la dieta

Carrie Daniel-MacDougall, profesora asociada de Epidemiología, asegura: "Observar un cambio en la diversidad del microbioma solo con una intervención dietética es raro, y este estudio subraya la capacidad de un alimento prebiótico fácilmente disponible para provocar tales cambios". La experta habla de las mejoras que aportó el consumo de alubias blancas: "En el transcurso de ocho semanas, se produjo una mejora en la salud intestinal de los participantes, marcada por un aumento de las bacterias beneficiosas, que alejan a las bacterias dañinas".

Aunque la profesora alerta de que antes de hacer una dieta así, se debe consultar a un médico para que te oriente adecuadamente. El experimento se hizo en 48 hombres y 30 mujeres mayores de 30 años que tenían unos criterios de obesidad siguiendo el índice de masa corporal y con antecedentes de lesiones intestinales. Tenían, además, pacientes con antecedentes de colon colorrectal. Durante ocho semanas, incluyeron en su dieta una taza diaria de alubias blancas ecológicas cocidas a presión en lata.

"Sin embargo, una vez que los participantes dejaron de comer las judías, los efectos positivos se desvanecieron rápidamente, lo que subraya la necesidad de educar a los pacientes sobre cómo mantener hábitos saludables", apunta Daniel-MacDougall.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud