Retail

Restalia logra que el 99% de sus proveedores sean de origen nacional

  • Además de contener precios, la propietaria de 100 Montaditos apoya la economía local, apuesta por los productos españoles y refuerza su compromiso con el medioambiente

Restalia Holding, el grupo propietarios de 100 Montaditos, Cervecería La Sureña, The Good Burger -TGB-, Panther Organic Coffee y Pepe Taco, ha logrado situarse como una de las empresas de restauración organizada más comprometidas con la sociedad y el planeta a través de una triple estrategia que se centra en el consumidor, los proveedores y la sostenibilidad.

La compañía mantiene su estrategia bien definida y asentada, a pesar de un panorama de actualidad incierto y cambiante, en la que seguirá apostando por tres pilares que considera fundamentales: una oferta de servicios smart cost para un consumidor empoderado, alto porcentaje de producto de proximidad y el aumento de medidas relacionadas con la sostenibilidad.

"Somos conscientes de que nos encontramos en un momento delicado de la actualidad y, precisamente por eso, hemos decidido reforzar estos aspectos dentro de nuestra compañía" – declara Jennifer López, directora de comunicación de Restalia Holding. Y añade: "Hemos estudiado y escuchado al nuevo consumidor para poder ofrecerle el mejor servicio al mejor precio; también hemos querido seguir apoyando a nuestros productores nacionales y, además, conscientes de todas nuestras posibilidades, queremos avanzar hacia unos hábitos de consumo cada vez más sostenibles reforzando nuestra política de desperdicio cero de comida en nuestros locales, la ampliación de packaging reciclable o el aumento de elementos reutilizables, apartando cada vez más los de un solo uso".

Una de las características más distintivas de la marca es su apuesta por el producto nacional, ya que Restalia adquiere, tanto sus productos como las materias primas para la elaboración de estos, en su mayoría, de proveedores nacionales en todas sus enseñas: TGB con un 83%, 100 Montaditos con un 86%, Panther Organic Coffee con un 94%, y hasta el 99% de Pepe Taco o Cervecería La Sureña Jarras y Tapas.

Desde Restalia llevan ya tiempo implementando medidas enfocadas a un consumo responsable en sus marcas. En todos sus locales tienen una estricta política de desperdicio cero: todos los productos se hacen en el momento del pedido, lo que supone que, además de mantener la calidad en el momento del servicio, no se desperdicie producto que se haya podido hacer de más, a diferencia de otras marcas de restauración donde se cocinan y preparan los servicios en grandes cantidades.

Además de esta dirección hacia el desperdicio cero, la compañía apuesta también por un futuro más verde en un compromiso eco con diferentes propuestas: en TGB, por ejemplo, además de tener un packaging eco para el delivery, los locales que renueven la imagen en sus locales cambiarán las vajillas de cartón por metal. En otras enseñas como Panther Organic Coffee, el 71% de los artículos de la tienda son compostables y en concreto, en esta marca, el algodón de los uniformes es 100% orgánico, una medida que Restalia tiene como objetivo ir implementando en el resto de sus enseñas.

Democratizar la gastronomía

Desde que empezara su andadura hace más de 20 años, Restalia ha sabido adaptarse a los nuevos modelos de consumidores con su apuesta por el smart cost, ofreciendo productos y servicios de calidad a un precio asequible. En un momento en el que la inflación parecía amenazar a sectores como el de la hostelería, la firma no ha variado el precio de algunos de sus productos más simbólicos como los montaditos, ni ha caído en el reduflacionismo, sino que ha apostado por diversificar su oferta de productos y mantener unos precios competitivos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.