Retail

Así es el patinete eléctrico que Lidl ha puesto a la venta en su web por menos de 400 euros

Más allá del catálogo de alimentación, la cadena de supermercados Lidl destaca por incluir en sus estantes peculiares productos electrónicos, como máquinas de cocina, bicicletas eléctricas o máquinas de planchado, entre otras. Ahora, para competir con otros fabricantes de productos de movilidad, como Xiaomi, la firma de alimentación va a vender su propio patinete eléctrico.

Este tipo de producto cuenta cada vez con más usuarios en el ámbito urbano, donde permite abordar trayectos de media distancia con un ahorro considerable de tiempo. No obstante, y antes de lanzarse a la compra de uno de estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP), conviene conocer las normas bajo las que se rige el uso de los patinetes eléctricos. Según una encuesta reciente, cuatro de cada diez españoles desconoce por dónde deben circular los VMP.

Fabricado por Doc Green, el patinete eléctrico de Lidl está construido en aluminio, de tal forma que sea lo más ligero posible. Pesa trece kilos y es capaz de soportar el peso de una persona de 100 kg. En cuanto a sus dimensiones, mide 108 centímetros de alto, por 43 de ancho y 114 de largo.

Se puede plegar para ocupar menos espacio y ser transportado de manera sencilla.

En cuanto a su apartado técnico, lo más relevante está en su batería intercambiable, la cual ofrece una autonomía de 22 kilómetros. Esta se puede recargar en la red doméstica mediante un enchufe convencional en unas cinco horas para la máxima capacidad.

Ideal para la ciudad

Del mismo modo, su motor, de 350 W, faculta a su usuario para alcanzar los 25 kilómetros por hora, la máxima velocidad permitida para este tipo de vehículos.

Para frenar, incorpora dos sistemas de frenado independientes: un freno de disco trasero mecánico (con palanca manual) y un freno delantero eléctrico (con palanca de pulgar).

Posee guardabarros para no manchar al conductor y una almohadilla de goma antideslizante para evitar resbalones en la zona del reposapiés. También incluye una pequeña pantalla LCD en la que se indican aspectos como la velocidad o el estado de la batería, y un timbre acoplado al manillar.

Posee una pantalla LCD integrada en la barra que soporta el manillar.

Con tres años de garantía, Lidl vende este patinete por 397,99 euros a través de su tienda online. Los gastos de envío van desde los dos hasta los cuatro euros, con un tiempo de entrega estimado de uno a tres días. Además, la compra puede ser financiada en hasta 36 meses.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin