Retail

Ignacio Rivera, presidente de Estrella Galicia: "Resistimos el virus mejor que nadie, crecemos y creamos empleo"

Llegó a Estrella Galicia, la empresa familiar que fundó su bisabuelo, a principios de 90, al inicio de su carrera. Durante su trayectoria en Hijos de Rivera, propietaria además de la marca de cerveza de aguas como Cabreiroá, ha ocupado distintas responsabilidades. Desde 2012 y hasta el pasado mes de diciembre ha sido consejero delegado y desde entonces presidente ejecutivo, puesto en el que sustituyó a Santiago Ojea. A pesar de los años, conserva el mismo entusiasmo y motivación que cuando empezó, sigue a pie de calle -"estar encerrado en el despacho me aburre"-, reconoce y piensa ya en sus dos próximos retos: la entrada en Brasil con una fábrica en Sao Paolo y la apertura de otra en Arteixo (La Coruña).

¿Da por superada la pandemia?

Creo que somos los que mejor hemos resistido a la pandemia, lo hemos hecho muy bien. Aunque todavía no puedo dar resultados, el año 2021 ha sido muy bueno. Hemos logrado crecer a doble dígito respecto a las cifras de 2019. Hemos visto como todo lo que hemos ido sembrando ha ido dando resultados. Desde el primer momento, por ejemplo, decidimos no hacer ningún Erte y eso nos permitió seguir creciendo porque se produjo un efecto contagio. Nuestros distribuidores pensaron que si nosotros hacíamos un esfuerzo y manteníamos el empleo, ellos también lo tenían que hacer. Y fuimos así manteniendo el negocio, buscando nuevos clientes, más pequeños. Eran fundamentalmente tiendas y supermercados de barrio ante el cierre de la hostelería.

¿Han mantenido entonces todo el empleo?

No solo eso. Además de no hacer ningún Erte, hemos conseguido seguir creando empleo en plena pandemia, a pesar incluso del confinamiento. Al igual que ha ocurrido con las ventas, hemos crecido también en términos de empleo a dos dígitos. Cuando llegué a la compañía en 1990 éramos 250 trabajadores, pero es que en el 2000 apenas había 280. Y ahora somos ya 1.450. Es decir, que en las últimas dos décadas la plantilla se ha multiplicado por cinco.

La huelga de transporte nos ha perjudicado al tener solo una fábrica y estar en La Coruña

Y con este crecimiento tan fuerte, ¿cómo ha evolucionado la cuota de mercado?

Pues ha pasado algo parecido. En los años noventa del pasado siglo nuestra cuota era de solo el 3% y ahora rondamos el 12% en volumen y seguimos subiendo. Cuando mi bisabuelo fundó la empresa, se dedicaba a hacer cerveza artesanal. Cuando yo me incorporé y me ocupé de la expansión de la compañía, era una empresa que vendía en el norte de Galicia. Pero a partir de ahí decidimos dar el salto. Primero al resto de Galicia y luego a toda España. Yo intento salir mucho a la calle y estar en contacto con la gente, saber qué es lo que demanda y a partir de ahí buscar vías de crecimiento.

¿Cuál es el plan para el desarrollo internacional?

Tenemos dos unidades para el negocio en el exterior. Por un lado está Estrella de Galicia Internacional, desde la que abarcamos nuestra expansión en Europa, Norteamérica, Asia y buscamos ahora oportunidades en Oriente Medio. Y por el otro, Estrella Galicia Latam, que tiene su sede en Sao Paolo (Brasil) y desde la que creceremos en Latinoamérica, que es el segundo mercado en valor más importante de todo el mundo para la industria cervecera. El negocio internacional representa el 6% del total y el objetivo es duplicar el peso en tres años.

La RSC es un concepto obsoleto, yo creo en el impacto social de lo que hacemos

Han anunciado en ese sentido la apertura de una fábrica en Brasil, ¿cuál es el objetivo?

Sí, en Brasil empezamos en el año 2010, pero consideramos que es imposible ser competitivos produciendo desde aquí. Por eso, hemos decidido abrir una fábrica en Araraquara, en el estado de São Paulo, donde se da por garantizado un suministro de agua de excelente calidad, algo imprescindible para la elaboración de nuestras cervezas. Vamos a llevar a cabo una inversión inicial de 150 millones para una primera fase y poco a poco iremos ampliando. La planta se abrirá en el verano austral del año que viene, a partir de noviembre. Y desde allí queremos exportar a Argentina, Uruguay, Paraguay...Hemos alcanzado par ello un acuerdo con los embotelladores de Coca-Cola en el país, que se encargarán de nuestra distribución.

Y van a abrir también una nueva fábrica en España...

Un poco más tarde, en 2024, en Arteixo (La Coruña). Invertiremos igualmente 170 millones en la primera fase. Lo más importante es contar con el mismo agua. Tenemos la calidad pero tenemos que lograr la cantidad y trasladar el agua hasta allí. Siempre digo que un buen restaurante tiene una buena cocina, con dos restaurantes ya es más difícil y cuando tienes muchos, es muy complicado. Nosotros queremos hacer un producto único, seguir siendo innovadores....acabamos de lanzar por ejemplo una cerveza con grelos. No queremos ser los más vendidos, pero sí los más queridos. Yo digo siempre que somos una cervecera Big Craft.

¿Qué previsiones tienen para 2022?

Es un año muy complejo y habrá que esperar al verano, que es clave para nosotros. En términos de volumen va ser un año muy bueno porque se está recuperando el turismo y la hostelería está volviendo a crecer, aunque no recuperará las cifras precovid hasta 2023. En términos de negocio, sin embargo, es mucho más complicado por los problemas con el transporte, la logística, los costes energéticos, que afectan mucho por ejemplo a la producción de vidrio... nuestros márgenes se están reduciendo. Además, con la huelga de los transportistas lo hemos pasado muy mal. Estamos en un rincón del país, no tenemos cinco fábricas para distribuir.

No queremos ser los más vendidos, pero sí los más queridos por hacer algo único

¿Y el negocio de aguas, cómo va?

En aguas la situación es mucho más complicada que con la cerveza. A raíz del confinamiento, la gente seguía comprando agua en el supermercado pero con el agua no pasó lo mismo. Y nosotros tenemos una dependencia muy alta del canal horeca.

¿Cómo ve a la hostelería?

La vuelta del turismo ayudará a su recuperación, pero la hostelería está en un momento de reinvención. No tiene nada que ver montar un bar  en 2019 que hacerlo ahora. Ha habido un proceso de digitalización que hay que aprovechar para reforzar el engagement con los clientes y vender más. Nosotros tenemos una unidad para ayudar a los hosteleros a optimizar y mejorar su operativa, en colaboración con varias startups. Ha cambiado todo, la gestión de las reservas, la digitalización de los menús...

¿Qué están haciendo en materia de sostenibilidad?

Creo que la RSC, la Responsabilidad Social Corporativa, es un concepto obsoleto y me gusta hablar más de impacto social en. Para crear riqueza lo primero es crear empleo. Pero, además, hacemos infinidad de cosas. Apostamos por la energía renovable y el 20% de nuestro abastecimiento será de autoconsumo. El92% de nuestros envases son ya rPEt, de material reciclado, y en tres meses alcanzaremos el 100%. Y somos líderes en la cerveza de bodega, donde no hay envases y por lo tanto no se producen residuos. Tenemos una filosofía artesanal; plantamos nuestro propio lúpulo y buscamos un agua determinada. Nos dicen que tener la fábrica en Galicia no es competitivo, pero es que entonces la cerveza no sería la misma.

"Vamos a invertir 170 millones en una nueva fábrica en Arteixo y 150 en otra en Brasil"

Estrella Galicia ha puesto en marcha el plan de desarrollo industrial más ambicioso de toda su historia. "Vamos a invertir en una primera fase 170 millones en una nueva fábrica en Arteixo (La Coruña) y 150 millones en la primera planta fuera, en Brasil", asegura Ignacio Rivera, el presidente ejecutivo de la compañía, que insiste, sin embargo, que mientras que él esté al mando no habrá más fábricas porque su objetivo es controlar totalmente la materia prima para la producción.

La empresa anunció la construcción de una la fábrica de cerveza en Brasil tras un tiempo explorando el territorio en busca de la mejor ubicación. El lugar elegido ha sido el municipio de Araraquara, en el estado de São Paulo, donde se da por garantizado un suministro de agua de excelente calidad, algo imprescindible para la elaboración de las cervezas de la compañía gallega. 

La planta será la segunda "cocina cervecera", en palabras de Ignacio Rivera, de la compañía tras 115 años de historia. Hijos de Rivera invertirá cerca de 300 millones de euros en dos fases en su construcción con el objetivo de instalar una capacidad productiva a medio plazo de 300 millones de litros de cerveza anuales, a ejecutar en dos fases de 150 millones de litros cada una.

Rivera insiste en el firme compromiso de la compañía con la comunidad, que en este caso se materializará en la creación de 400 puestos de trabajo en las nuevas instalaciones, que serán tecnológicamente punteras en términos de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

En sus palabras, "la puesta en marcha de nuestra fábrica en Brasil es un sueño hecho realidad y un hito histórico para nuestra compañía que esperamos que impulse de forma decisiva nuestro desarrollo futuro en América". Rivera insiste, en cualquier caso, que "seguimos invirtiendo también en las instalaciones de nuestra planta actual en La Coruña". 

"Cuando llegue en 1990 vendíamos en el norte de Galicia; ahora en todo el mundo"

Lleva toda su carrera profesional trabajando en Hijos de Rivera, la empresa matriz de Estrella Galicia, pero aquella compañía tiene muy poco que ver con la que había cuando entró a trabajar en ella en 1990 su actual presidente ejecutivo, Ignacio Rivera.

"Cuando yo llegue vendíamos solo en el norte de Galicia y ahora lo hacemos en todo el mundo", explica el directivo. Aquella empresa, que ha multiplicado por cinco su plantilla, tiene ahora varios objetivos internacionales para que el peso del negocio exterior se duplique en los próximos tres años.

Al margen de Brasil, uno de los mercados claves es Oriente Medio, donde la marca ha logrado una especial notoriedad como cerveza oficial del pabellón de España en la Exposición Universal de Dubai. Además de en Emiratos Árabes, con Dubái y Abu Dhabi como capitales de referencia, Estrella de Galicia ha comenzado ahora la comercialización de sus marcas en nuevos mercados como Qatar, Arabia Saudí o Jordania. 

De esta manera, la cervecera gallega, que venderá sus productos con distribuidores locales, refuerza su presencia en la región. Y lo hace tanto con cerveza sin, como con alcohol. "Esta última Exposición Universal de Dubai ha sido un escaparate de indudable valor para nuestras marcas y nuestra compañía en un momento en el que estamos explorando nuevos mercados y retos a nivel internacional", reconoce Rivera.

Por el Pabellón de España han pasado 1,6 millones personas de todo el mundo a lo largo de los últimos 6 meses, según informó el Gobierno de España en un comunicado, lo que ha supuesto un espaldarazo para la marca. Uno de los ejemplos de mayor vinculación y apoyo al pabellón de España fue el desarrollo de una edición especial de Estrella Galicia 0,0.

Nos gusta innovar y hacer cosas únicas, como la nueva cerveza con grelos"

"Nos gusta innovar, hacer cosas únicas, como la cerveza con grelos". El presidente ejecutivo de Estrella Galicia tiene muy claro que su objetivo es ser una Big Craft, una gran cervecera artesanal. Así, dentro de su línea de especialidades de temporada y con el uso de grelos, un ingrediente icónico de la cultura gastronómica de Galicia, la compañía pone de nuevo el foco en su origen para aplicar su espíritu innovador a los productos de la agricultura local en la búsqueda de nuevos sabores que reflejen su esencia y su origen.

La cervecera tiene previsto distribuir aproximadamente 10.000 litros de esta edición especial, una receta para cuya elaboración han contado con la participación de dos aliados locales, la Cooperativa de Val Xestoso, que aporta el grelo fresco, y el proveedor de productos locales Milhulloa, responsables del grelo deshidratado.

Estos dos ingredientes se añaden a la receta en dos fases durante la etapa de elaboración, tanto en la sala de cocción como en bodega, en un proceso bautizado como dry greling en homenaje al dry hopping que se realiza con el lúpulo en el proceso tradicional. El resultado es una cerveza fácil de beber, con unas notas vegetales en aroma y sabor que remiten con claridad al ingrediente protagonista.

Luis Alvar, maestro cervecero de Estrella Galicia, incide en el carácter innovador y valiente de esta nueva edición especial, "buscamos a los amantes de la cerveza más atrevidos, aquellos que quieren experimentar nuevos sabores. Si hace unos años nos hubieran dicho que íbamos a tomar cerveza con sabor a pulpo, a castañas o a grelos, nos habrían tomado por locos; ahora demostramos que es posible".

Este lanzamiento suma el número 18 dentro de las ediciones limitadas, productos apuestan por los sabores tradicionales gallegos.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Garzón, mira lo que dice esta gente, crecen a doble dígito y crean empleo, a por ellos señor ministro.

Puntuación 0
#1
Jose
A Favor
En Contra

Respecto al comentario de los contratos.

Que contraten a más personal, en Sus naves distribuidoras falta mano de obra. Las personas contratadas por distribuidores ya están un poco hartas de hacer trabajos que no les corresponden.

Un saludo.

Puntuación 0
#2