Retail

Brasayleña agrupa sus locales bajo la marca LEW Brand y apuesta por las dark kitchens

  • Suma 25 locales de Brasayleña, uno de La Burratina y 20 dark kitchens de Pollo Criollo
  • El grupo espera superar los 24 millones de euros de facturación

Los dueños de los restaurantes Brasayleña han decidido reorganizar su grupo bajo la nueva marca LEW Brand, (Let´s Eat Well Brand), que dará soporte a las actuales cadenas, así como a otras en las que la compañía ya tiene planes de desarrollo muy avanzados.

LEW Brand se convierte así en la marca paraguas que dará soporte a Brasayleña, La Burratina y Pollo Criollo, así como a otras marcas en las que la compañía ya tiene planes de desarrollo muy avanzados. "A través de LEW Brand, vamos a generar múltiples sinergias que permitirán dar un importante salto tanto cualitativo como cuantitativo a nuestro proyecto empresarial", ha manifestado López Mena, CEO y fundador del grupo.

El nuevo grupo nace con 25 restaurantes Brasayleña, un restaurante especializado en pizza napolitana La Burratina, y su marca más joven, Pollo Criollo, que entró en funcionamiento a través de dark Kitchens hace un año y que ya cuenta con 20 puntos de venta a nivel nacional a través de agregadores.

Con esta misma filosofía, el equipo de I+D de LEW Brand se encuentra desde hace más de un año inmerso en el desarrollo de nuevas marcas, todas ellas centradas en un tipo de cocina internacional, y de gran demanda por el consumidor español, así como en continuar desarrollando Brasayleña, un modelo de negocio con casi 15 años de vida.

Gracias a esta iniciativa, el nuevo grupo ya ha superado las cifras de ventas previas a la pandemia. Y, desde que arrancó su proyecto delivery, en el verano del 2021 hasta el pasado febrero, ha duplicado su facturación en este canal. Para 2022, López Mena se marca como objetivo superar la facturación de 24 millones de euros, un 30% más que la alcanzada durante 2021.

LEW Brand cuenta con una plantilla cercana a los 700 empleados, con un equipo en su central cada vez más experto en las nuevas tecnologías y en el uso de las dark kitchens. "Gracias a este formato de restauración a domicilio nos será más sencillo llevar nuestros productos a aquellas zonas en las que hasta por el momento no tenemos restaurantes, o donde, por motivos de distancia no podemos garantizar un adecuado traslado de los productos, mejorando además la rentabilidad de nuestra cadena", añade López Mena.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin