Retail

Ana Gascón (Coca-Cola): "En 2030 todos nuestros envases de plástico serán ya de material reciclado"

  • La directora de Sostenibilidad del líder de los refrescos explica su estrategia

La sostenibilidad se ha convertido en un eje fundamental en el desarrollo empresarial. Y Coca-Cola no es una excepción. El gigante de los refrescos ha puesto en marcha toda una batería de medidas para reducir el impacto que sus productos tienen en el medio ambiente, con el objetivo de que en 2030 todos sus envases sean reciclables. Al frente de todo ello está en Europa como máxima responsable la española Ana Gascón, que cuenta los pasos que se están dando.

¿Cuáles son los ejes de la estrategia de Coca-Cola en sostenibilidad?

En 2017 en Coca-Cola lanzamos Avanzamos, nuestra estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental, en la que nos marcamos unos objetivos ambiciosos y concretos para 2025, y que pivota sobre seis ejes principales: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministro.

¿Cuál es la estrategia con los envases? ¿Qué medidas se están adoptando para reducir el uso del plástico?

Somos conscientes de los riesgos que genera un tratamiento incorrecto de los envases y tenemos muy claro que queremos ser parte de la solución. Por eso, en 2018, lanzamos la estrategia World Without Waste (Un Mundo Sin Residuos) con un objetivo simple y concreto: convertir en un problema del pasado la gestión de los residuos de envases. Trabajamos con tres objetivos: innovar para ofrecer a nuestros consumidores envases más sostenibles, recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que ponemos en el mercado y generar alianzas que unan a las personas para apoyar un entorno sano y libre de residuos. El objetivo es, además, reducir la cantidad de plástico virgen que ponemos en el mercado en un 20% desde 2021 a 2025. Es más, nuestra visión de la botella del futuro persigue que en 2030 el 100% de nuestras botellas de plástico provengan de PET reciclado mecánica o químicamente o de fuentes renovables.

"En Coca-Cola creemos que hay vías más efectivas que la presión fiscal para imponer un hábito de reciclaje"

¿Cuál es la situación en España?

En España todas las botellas de nuestras bebidas no carbonatadas contienen ya un 50% de plástico reciclado, pero las aguas Smartwater ya han alcanzado el 100% de rPET. Buscamos permanentemente alternativas más sostenibles en nuestros envases. Prueba de ello es el primer prototipo de nuestra botella de papel, elaborado junto a Paboco, nuestra nueva botella 100% vegetal o nuestra botella de plástico fabricada con un 25% de material procedente de residuos marinos. Además, nuestro rol también pasa por reimaginar las formas en las que los consumidores compran y disfrutan de nuestras bebidas, apostando por innovar en soluciones y servicios rellenables o dispensado, como nuestro sistema de dispensado Freestyle.

¿Cree que son buenos los sistemas de retorno de envases que se están implantando?

En cada uno de los mercados en los que estamos presentes, nuestro compromiso es trabajar con las autoridades y la industria en general para mejorar las tasas de reciclaje. Estamos comprometidos con los modelos de economía circular, en los que todos nuestros envases se recogen, se reciclan y se convierten en nuevos envases y por ello nuestro objetivo es impulsar el sistema que nos garantice que en el año 2030 recogeremos y reciclaremos el equivalente al 100% de los envases que ponemos en el mercado.

"Nuestra meta es que en 2030 todo el plástico de nuestros envases se de material reciclado"

¿Está el consumidor suficientemente concienciado de la necesidad del reciclaje y la economía circular?

En los últimos años, afortunadamente ha aumentado la conciencia del consumidor respecto al medio ambiente. Vemos más a menudo un perfil de consumidor ético y comprometido que da importancia a lo colectivo sobre lo individual, que sabe que sus hábitos de consumo trascienden, que tienen una repercusión en el planeta y por ello se siente responsable de sus acciones. Las empresas debemos ejercer nuestro papel como líderes y estar a la altura de lo que nos demanda el consumidor, marcando el camino de las soluciones para establecer nuevos modelos de negocio sostenibles económica y ambientalmente. En este camino, en Coca-Cola aplicamos la economía circular a todo el ciclo de nuestros envases para que el consumidor sepa que está disfrutando de su bebida favorita en el envase menos gravoso para el medio ambiente. Apostamos además por recoger y recuperar los residuos de envases para que el plástico recogido pueda volver a reintroducirse en la cadena de valor de Coca-Cola, gracias a programas como Mares Circulares.

La colaboración con el consumidor es necesaria...

Absolutamente y por ello trabajamos para promover una cultura del reciclaje. Con mensajes de sensibilización como la campaña No compres Coca-Cola si no vamos a reciclar juntos o la inclusión de mensajes en nuestros tapones como Por favor, recíclame, llamamos a la acción para que todos contribuyamos a que se recicle y se reintegre en la cadena de valor. En tres ediciones, el proyecto Mares Circulares ha logrado recoger 1.157 toneladas de residuos, además de apoyar estudios científicos y startups que ofrecen soluciones a la contaminación marina. Nuestra intención es que estas tres ediciones sean las primeras de muchas más. Hasta que la economía circular sea un sistema real, implantado de forma sistemática en las compañías y en la sociedad.

"Queremos devolver a la naturaleza el 100% del agua que utilizamos para elaborar nuestros refrescos"

¿Cree que incrementar la presión fiscal es una vía adecuada para fomentar la economía circular?

En Coca-Cola creemos que hay vías más efectivas que aumentar la presión fiscal para imponer un hábito. En un momento en el que tras la pandemia estamos inmersos en una crisis hay que encontrar otras fórmulas que refuercen la apuesta por nuevos modelos de negocio y nuevos hábitos de consumo sin perjudicar el equilibrio financiero de empresas y consumidores. Creemos en fomentar la economía circular desde el ejemplo. Ha quedado de manifiesto que nuestro modelo lineal de extraer, fabricar, consumir y desechar, ya no es sostenible, ni incluso rentable.

¿Cómo se está reduciendo el consumo de agua?

El agua es esencial para las personas, la salud de los ecosistemas y del planeta. Además es el ingrediente principal de nuestras bebidas. Por eso, trabajamos por preservar los recursos hídricos. ¿Cómo lo hacemos? Primero examinando nuestro propio negocio y promoviendo una gestión sostenible del agua en toda nuestra cadena de valor, que se manifiesta en la reducción del agua utilizada en la producción y en la depuración del agua utilizada en los procesos de fabricación. A través de estas acciones hemos conseguido, en 2020, reducir el agua que consumimos por litro de producto final hasta una ratio de 1,81 litros. En conjunto, las acciones desarrolladas, en la última década, nos han permitido reducir un 16,67%, el consumo de agua con respecto a 2010.

¿Qué se está haciendo en concreto en España?

Desde 2009, hemos impulsado 10 proyectos enfocados en el reabastecimiento de agua, la recuperación y protección de cuencas hidrográficas y en el ahorro en ecosistemas particularmente vulnerables en España. Nuestro objetivo es devolver a la naturaleza el equivalente al 100% del agua contenida en nuestras bebidas. Un objetivo que en 2020 hemos superado al conseguir devolver 3.642 millones de litros del agua, lo que supone el equivalente al 149% del agua contenida en las bebidas comercializadas en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin