Retail - Consumo

Denuncian otro caso de maltrato animal en una granja porcina de Burgos

Las imágenes facilitadas por el Observatorio de Bienestar Animal muestran a un operario golpeando a un cerdo
Valladolidicon-related

El Observatorio de Bienestar Animal (OBA) ha publicado imágenes de una granja porcina ubicada en Arauzo de Torre, provincia de Burgos. Los hechos han sido denunciados por presuntos delitos de maltrato animal y publicidad engañosa. La granja está vinculada a un proveedor que suministra embutido a los supermercados Lidl, extremo que la compañía ha negado de forma rotunda. Este caso se suma al de la granja porcina bautizada como la 'Granja del Terror'.

El Observatorio de Bienestar Animal (OBA) publica imágenes de una granja de cerdos, formada por dos naves con 1000 cerdos de engorde aproximadamente, ubicada en el municipio de Arauzo de Torre, provincia de Burgos, y relacionada con un proveedor cárnico de supermercados Lidl. Las imágenes corresponden al periodo entre junio y diciembre de 2023. Entre otros hallazgos, se observan comederos llenos de insectos y gusanos, así como ratas y numerosas telarañas. Según la ONG, la presencia de otros animales es causante de propagación de enfermedades como la triquinosis o salmonella.

También se aprecian decenas de cerdos con hernias y deformaciones que imposibilitan a los animales moverse, así como heridas infectadas en orejas y extremidades compatibles con sarna. Un primer plano muestra un cerdo con una hernia escrotal de varios kilos de peso. El cuerpo de un cerdo tiembla, a causa de los problemas articulares y la cojera. Seguidamente, se ve un cerdo con una hernia abdominal de unos 10 kilos de peso, mayores que las apreciadas en la 'Granja del Terror'.

De acuerdo a las grabaciones, en palabras del informante: "He podido presenciar la hernia más grande que he visto nunca". Y añade: "Observamos varios animales con heridas profundas en las patas. Las heridas supuran sangre y parecen haberse infectado gravemente. Parece que no han recibido atención veterinaria. Estos animales yacen en el suelo o no apoyan la pata al caminar. No se trata de una zona específica de enfermería. La mayor parte de los corrales de las naves están llenos de animales con hernias o con heridas profundas".

La grabación además parece cuestionar la forma de clasificar a los animales, donde un operario reconoce que los cerdos en mejor estado acaban en China, y los que están en peor estado se comercializan en España: si "el [cerdo] bueno lo envían a China y el malo lo venden en España". El operario, responde entre risas "sí, sí, sí".

Un trabajador propina fuertes golpes en la cabeza y lomo de los animales con un martillo con púas para marcar a aquellos que van a ser llevados al matadero. Las imágenes desvelan presuntos delitos de maltrato animal por parte del personal de la granja. En otro clip del vídeo se puede observar a los operarios golpeando el lomo de los cerdos con tubos de PVC. En uno de los casos se observa a un trabajador atizando 15 veces seguidas a un cerdo. También se advierte cómo un operario usa de forma constante una picana eléctrica en el lomo y cabeza de varios cerdos para moverles, herramienta que debe emplearse sólo puntualmente según la normativa de bienestar animal, de acuerdo a la ONG. Durante la carga en el camión hacia el matadero, un operario propina patadas y descargas eléctricas en la cara de varios cerdos. Uno de los cerdos gravemente heridos es sacrificado por un operario de la explotación mediante una pistola de compresión, sin embargo, tras un primer disparo fallido, el animal cae al suelo y convulsiona durante varios minutos hasta su muerte.

La granja ha sido denunciada por el Observatorio de Bienestar Animal ante el juzgado de Salas de los Infantes (Burgos) por presuntos delitos de maltrato animal. Este proveedor cárnico dispone de certificado 'Welfair', que "evalúa y controla la calidad del bienestar animal". El proveedor también dispone de sello IAWS, certificación de bienestar animal creada por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC).

El informe veterinario adjunto en la denuncia, concluye: "los animales de esta granja no están bajo la debida supervisión veterinaria, lo que pone en grave peligro su vida y generando una muerte lenta y dolorosa; así como también se reflejan incumplimientos relativos a la sanidad de animales cuya carne será destinada al consumo humano". Esta denuncia se suma a la de la 'Granja del Terror', explotación porcina denunciada por el Observatorio de Bienestar Animal en noviembre de 2023. La granja perdió la certificación y los hechos están siendo investigados judicialmente por presuntos delitos de maltrato animal, publicidad engañosa y delitos contra el medioambiente.

Julia Elizalde, mánager de campañas del Observatorio de Bienestar Animal, señala: "Es imprescindible que las grandes empresas alimentarias pongan medios para acabar con el peor sufrimiento de los animales destinados a consumo. Por ello, hemos recogido casi 600.000 firmas exigiendo a Lidl, como primer supermercado en Europa, que ponga fin al escándalo animal que se está revelando en granjas relacionadas con su cadena de suministro".

Desmentido de Lidl

La compañía de distribución ha negado de forma categórica que distribuya o comercialice "en ningún caso productos de esa granja, tal y como certifica este proveedor".

"Por desgracia, no es la primera vez que esta organización trata de vincular a nuestra compañía con casos de maltrato animal, habiéndose demostrado falsos. Como compañía, condenamos rotundamente los abusos y el maltrato animal y manifestamos nuestro completo rechazo ante este tipo de prácticas. De forma proactiva y sin previo aviso, realizamos numerosos controles y auditorías a nuestros proveedores con el objetivo de garantizar que los centros de producción con los que trabajan cumplen con las estrictas exigencias de bienestar animal que nos marcamos como empresa y que son de obligado cumplimiento para todos ellos, según se especifica en nuestra política de compras", afirman.

La Junta no encontró irregularidades

Mientras, fuentes de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León consultadas por Europa Press aseguran que inspectores de la Junta comprobaron el pasado martes, 14 de mayo, que la granja de Arauzo (Burgos) cumplía con todos los protocolos de bienestar animal exigidos, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Agricultura y Ganadería.

Según las mismas fuentes, dentro de las inspecciones de higiene y sanidad que se realizan con regularidad en las explotaciones genaderas de la Comunidad, los inspectores realizaron una visita a dicha granja el 15 de noviembre de 2023, donde se determinó que estaba "todo en orden", tras lo que se ha realizado la del pasado martes, cuando se obtuvo el mismo resultado.

No obstante, la Junta también informa de que junto con los servicios oficiales del Ejecutivo estuvieron los miembros del Seprona, por lo que desde la Administración regional se "supone" que se abrirá instrucción en la que "la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural colaborará con todo lo que se le requiera".

"La Consejería quiere incidir en que no se debe demonizar al sector cárnico ni desincentivar el consumo de carne por casos que pudieran llegar a considerarse mala praxis que, de confirmarse, son minoritarios y excepcionales", han zanjado desde Agricultura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud