Retail - Consumo

Aldi desafía a Mercadona, Carrefour y Lidl y rebaja el precio de 400 productos hasta un 23%

Una cesta de la compra de Aldi

Aldi desafía a Mercadona y Lidl con una nueva batalla en la guerra de precios. La cadena de supermercados alemana ha anunciado la rebaja del precio de más 400 productos en todos sus supermercados en España, con lo que según dice, facilitará un ahorro de 104,98 euros anuales a sus clientes. Durante el primer cuatrimestre del año, la compañía ha aplicado descuentos permanentes de hasta el 23% en distintas categorías de producto.

Con más de 430 supermercados en España, Aldi asegura que ha intensificado "la revisión periódica de sus precios y procesos internos para aplicar mejoras que beneficien al consumidor final, siempre respetando toda la cadena de valor". Aldi es una de las cadenas con un mayor peso de la marca blanca en sus lineales. En concreto, de más de un 69%. La compañía asegura que, según un estudio interno con datos de Kantar Worldpanel, "una cesta de la compra con productos de marca propia de Aldi puede suponer un ahorro anual de 696,62 euros para las familias españolas". De acuerdo con esta misma consultora, la cadena cerró 2023 con los precios de su surtido fijo de los últimos dos años un 12% más bajos que la media del mercado español.

Como Aldi, todas las grandes cadenas están bajando sus precios en España. Mercadona, por ejemplo, ha defendido la retirada de todos aquellos productos o referencias que no aporten valor para priorizar las bajadas de precios de la mano de sus proveedores. La compañía valenciana mantiene que, en esta línea, ha bajado el precio de 500 productos, un ajuste que, según dice, "se ha llevado a cabo sin alterar en ningún caso la calidad" y garantizando, además, la sostenibilidad del conjunto de la cadena. De igual modo también, y tras sufrir un estancamiento de sus ventas en España -aumentaron un 0,6% solo en el primer trimestre-, Carrefour ha anunciado también bajadas de precios para tratar de impulsar el consumo.

Ante el fuerte encarecimiento de la comida en los últimos años, la distribución está reclamando a la industria que lleve a cabo un ajuste conforme a la rebaja de los costes, algo a los que los fabricantes se niegan. Pese a que sigue al alza, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas, lo hace ya en menor medida que un año atrás. En marzo, en concreto, subieron un 4,3%, un punto menos que en febrero, como consecuencia del abaratamiento de legumbres, hortalizas y del menor aumento de los precios de la carne en comparación con un año antes.

Con todo, el precio del aceite de oliva sigue desbocado y se encareció un 70% con respecto a marzo de 2023, volviendo a situarse en marzo como el producto que más elevó su precio. Desde enero de 2021, el 'oro líquido' acumula un repunte del 200,4%, lo que significa que su coste se ha triplicado en los últimos tres años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud