Retail - Consumo

Deoleo entra en números rojos y pierde 34,3 millones en plena escalada de precios

Ignacio Silva, presidente de Deoleo

Deoleo entra en números rojos y pierde 34,3 millones de euros en pleno proceso de venta de la compañía y con los precios disparados. El gigante aceitero español, propietario de marcas como Carbonell, Koipe o Bertolli, ha registrado un deterioro en el valor de sus enseñas por un importe de 24,3 millones, lo que le ha llevado a registrar resultados netos negativos en 2023 frente a un beneficio el año anterior de 6,2 millones.

La empresa que preside Ignacio Silva explica que los números rojos obedecen a la subida de los gastos financieros por el incremento de los tipos de interés y el deterioro registrado. En un comunicado remitido a la CNMV asegura, en concreto, que "la pérdida por deterioro de las marcas ha venido motivada, fundamentalmente, por el impacto en el margen bruto de los extraordinariamente elevados precios de las materias primas". En el segundo semestre del ejercicio, de hecho, se ha intensificado el efecto de la subida del precio en origen "por la previsible escasez de aceite de oliva de calidad", lo que obligará a la empresa a revisar su plan estratégico a partir del mes de septiembre.

Esta circunstancia ha provocado además el incremento del inventario, con el consecuente impacto en la cifra del capital circulante, que crece un 24% con respecto al cierre del pasado ejercicio. Y por estas mismas razones, la deuda financiera neta ha aumentado un 18,5%, hasta 120 millones de euros.

Subida de los precios

Al cierre del ejercicio, el ebitda (resultado bruto operativo) ha sido de 30 millones de euros. Deoleo explica que "durante el segundo semestre, y a pesar de la mayor intensidad de la subida de la materia prima, hemos mejorado con respecto al primer semestre del ejercicio, de manera que en este período se han alcanzado 17,5 millones, dejando la disminución del ebitda en el conjunto del año en un descenso del 30%, frente a la caída del 43% sufrida en el primer semestre del ejercicio, donde se lograron solo 12,7 millones.

En un encuentro con los medios, Silva ha explicado que "están funcionando las palancas de eficiencia que hemos puesto en marcha y hemos alcanzado el ebitda que habíamos previsto en junio para el cierre del año", insistiendo en que "estamos creciendo y si hay pérdidas es solo por un tema contable debido al deterioro". Según ha dicho, "la prioridad absoluta es recuperar la rentabilidad y este año alcanzaremos si todo va bien otra vez un ebitda de 50 millones".

Estimaciones pesimistas

La empresa insiste pese a todo en que el ejercicio 2023 ha estado marcado por un contexto de mercado en el que "el aceite de oliva ha alcanzado los niveles de precio más altos desde que se tienen registros y por una estimación de cosecha 2023/2024 pesimista (en cantidad y en calidad), lo que anticipa escasez de materia prima durante la campaña".

Por ello, concluye la compañía, "hemos tenido que afrontar las peores condiciones de mercado por las que haya atravesado el sector históricamente", ante lo que, según Silva, "la defensa de nuestro margen ha sido prioritaria". El margen bruto unitario de Deoleo se ha situado 0,69 euros por litro.

Respecto a la venta de la empresa, Silva ha explicado que "no hay ninguna prisa", dejando claro que "quien compre tiene que estar dispuesto a pagar lo que vale la compañía", que según ha dicho tiene un valor en libros de 570 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud