Retail - Consumo

Así se originó el Black Friday: la fiesta de ofertas que nada tiene que ver con el consumo, ni con la esclavitud

Foto: Istock.

Estamos a cinco días de vivir uno de los hitos más importantes del año que tiene que ver con las masivas ofertas que el comercio pone a disposición en el Black Friday. Nos referimos a la fiesta de las compras que llega "supuestamente" para ayudar al bolsillo de los usuarios que buscan anticipadamente los regalos de Navidad. Por el impacto de este fenómeno, hemos querido indagar en el origen de esta fiesta que apuesta al consumo.

En el consciente colectivo, el Black Friday responde a la "última oportunidad económica" del año para hacer la compra de regalos de Navidad. Una costumbre norteamericana que cada vez ha tomado más fuerza en el comercio mundial y en España no es la excepción.

Pese a que creamos que este anglicismo está asociado con el consumo, no tiene que ver con comprar, ni con Navidad, ni con descuentos. Tampoco con los bulos que hacen referencia a que el Black Friday tiene una raíz asociada a la esclavitud. Por eso, entre tanto anuncio, nos preguntamos ¿Cuál es el verdadero origen de esta jornada? ¿Es un invento moderno? ¿Tiene raíces antiguas?

¿Origen esclavista?

Según cuenta una publicación de National Geographic existen diversas teorías sobre el origen del Black Friday en Estados Unidos. Una de las primeras teorías que se formuló y que se difundió mediante bulos, y que hoy está totalmente descartada, tenía que ver con que esta fecha tenía un origen ligado a la esclavitud.

Esta información falsa sostenía que los traficantes de esclavos negros bajaban justo sus precios el día de Acción de gracias de cara a la temporada de invierno. Al respecto, y según afirma National Geographic "no existe ningún dato ni documento que confirme esta hipótesis".

Teoría del "Viernes Negro" en Wall Street

Otra teoría mucho más "plausible", está asociada a que esta expresión se pudo haber originado el viernes 24 de septiembre de 1869, cuando dos agentes de bolsa de Wall Street (Jay Gould y Jim Fisk) intentaron acaparar todo el mercado del oro en sus manos aliándose con un famoso político de Nueva York, Boss Tweed, aunque fracasaron en el intento. El fallido plan, más el desplome del oro, hizo que la jornada sea conocida como "Viernes Negro".

El "viernes negro" de los policías

Según un artículo de Telegraph y recogido por National Geographic, el término Black Friday se usó recién a mediados de la década de 1950, luego una jornada de Acción de Gracias. "El sábado después de la festividad iba a tener lugar un partido de fútbol americano entre el ejército y la marina. La ciudad de Filadelfia se colapsó el viernes ante la avalancha de personas que llegaron para hacer sus compras de Navidad y asistir al día siguiente al encuentro", cuenta el medio.

Tras el caos, y la larga jornada que tuvieron que trabajar los policías, incluso algunos sin poder tomarse el día libre en la víspera del parido, bautizaron ese momento como el "Viernes Negro".

El término tuvo éxito y entre los comerciantes de Filadelfia empezaron a usar esa expresión para describir a las hordas de personas que llegaban a las tiendas de la ciudad el día después de Acción de Gracias.

Popularidad mediática

En 1966 el término apareció impreso por primera vez en la revista The American Philatelist, pero fue The New York Times quien lo llevó a la fama en una publicación de 1975 cuando contaron la historia de Filadelfia. Esto hizo que Black Friday recobre vida y que se inserte en el lenguaje contemporáneo.

Black Friday en el Siglo XXI y en España

Los primeros en posicionar este concepto fueron los grandes retailer de Estados Unidos, Walmart y Sears en 2003. A sus clientes ofrecieron grandes descuentos desde muy temprano, antes de las cinco o las seis de la madrugada, posterior al día de Acción de Gracias.

Ya en 2011, Walmart amplió aún más la jornada de compras abriendo sus puertas desde las diez de la noche del día de Acción de Gracias y todo el resto del día siguiente. El auge comercial de este término se incrementó aún más con Internet y las ventas online en miles de tiendas a nivel mundial.

En España, el Black Friday se implementó masivamente en 2015. Ese año, más de dos millones de personas compraron en la jornada, con un gasto de casi trescientos euros de media.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud