Retail - Consumo

Deoleo valora sus marcas en 456 millones de cara a su venta, el triple de lo que vale el grupo en bolsa

  • Adjudica un valor a Bertolli de 241,6 millones de euros
Botellas de Carbonell

Deoleo ha valorado el conjunto de sus marcas en 456,3 millones de euros, tras un test de deterioro que ha llevado a cabo PWC. El importe, que supone un pequeño descenso del 1,5% respecto a los 462,9 millones que tenían de valor contable, supone 3,4 veces respecto a la capitalización del grupo, que se eleva a tan solo 130 millones de euros.

En el sector se da por descontado, de hecho, que la acción de Deoleo no refleja el valor real del grupo y que el precio de venta se situará muy por encima.

En pleno proceso de venta de la compañía -Deoleo ha dado un mandato a Lazard para que busque posibles socios industriales en el mercado de cara a una hipotética fusión-, la marca con más valoración es la italiana Bertolli.

Esta enseña, que tiene sobre todo una fuerte presencia en el mercado estadounidense, está valorada al cierre del último ejercicio en 241,6 millones de euros. La segunda marca con una valor más alto es la española Carbonell, tiene un valor de 88,9 millones y seguida muy de cerca aparece Carapelli, con 79,4 millones.

Ya muy por detrás figuran Hojiblanca, con 14,5 millones de euros; Sasso, también italiana, que está valorada en 12,2 millones y Friol, una enseña de aceite de girasol, que tendría un valor en el mercado según las estimaciones realizadas por la compañía de 7,2 millones. Las últimas del ranking serían Koipesol, Maya, Koipe o San Giorgio.

Deoleo está estudiando ahora una segregación de Bertolli, su división italiana, para facilitar su venta. Según han confirmado fuentes próximas al proceso, la empresa dirigida por Ignacio Silva ya ha recibido las primeras muestras de interés por el negocio en España.

Aunque su intención inicial es que la venta incluya todo el negocio en su conjunto, en paralelo, se está analizando también la posibilidad de hacerlo por separado. Además de Bertolli, el negocio italiano incluye marcas como Carapelli o Sasso y tiene una fuerte penetración en el mercado estadounidense con una cuota de mercado en aceite de oliva cercana al 15%.

La carrera por hacerse, en cualquier caso, con la compañía ha comenzado y sus competidores empiezan a tomar posiciones. Lazard tiene el mandato para sondear el mercado y preparar la venta de la compañía, que tiene que materializarse antes de 2025, según establece el acuerdo firmado con los acreedores para la reestructuración de la deuda que supuso su entrada en el accionariado. Es una operación que supondría, además, la salida de CVC Capital Partners, el primer accionista.

Aunque todavía no hay fecha para la presentación de las ofertas, fuentes próximas a Deoleo han confirmado el interés por participar en el proceso de Acesur, la empresa propietaria de La Española y Coosur, que tiene un ya un 5% del capital;la cooperativa Dcoop y Borges.

En el sector hay expectación por si Migasa, que comercializa marcas como Ybarra o Musa, también se plantea finalmente participar, aunque a día de hoy, oficialmente, la compañía asegura que ni ha estudiado ni ha mantenido conversaciones al respecto. Las primeras ofertas llegarán antes de julio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud