Retail - Consumo

El Corte Inglés salda la deuda con Dimas Gimeno: pagará 30 millones pendientes por el 5% del capital

  • El grupo acordó comprar en 2021 su participación en Iasa

El Corte Inglés paga su deuda con Dimas Gimeno, expresidente de la empresa. El grupo que preside Marta Álvarez abonará el próximo mes de abril los 30 millones de euros que quedaba pendiente del acuerdo firmado a principios de 2021 por el que la empresa adquirió el 5% del capital que Gimeno poseía de forma indirecta a través de Iasa.

El traspaso se firmó por un importe total de 145 millones, de los que 85 millones de euros se pagaron en el momento de la operación y el resto se dividió en dos plazos. Uno se abonó el año pasado y otro quedaba pendiente para este ejercicio.

Marta Álvarez y su hermana Cristina controlaban el 69% del capital de Iasa, mientras que Dimas, su madre, María Antonia Álvarez, y su tío, César Álvarez, eran dueños del 31% restante. Estas participaciones daban derecho al 22,18% de El Corte Inglés, por lo que Marta y Cristina eran propietarias en último lugar del 15% del holding de grandes almacenes y Dimas y su familia, del otro 7%.

Una operación con descuento

El importe de la venta equivalía en el momento de materializarse el acuerdo a un descuento del 71% sobre el importe que pagó en 2015 el inversor catarí Al Thani para hacerse con un 10% del capital. El descuento era incluso de más del 60% en relación a la valoración hecha en la última emisión de bonos, cuando se valoró la compañía en 7.000 millones.

Pese a ello, permitió sellar un acuerdo para pacificar el accionariado de la empresa tras años de conflicto en los tribunales entre Marta y Cristina Álvarez y su primo, Dimas Gimeno. La operación permitió a éste último afrontar sus deudas con Hacienda ante la posibilidad de quedarse sin nada si no paga 70 millones que debía por la herencia de las acciones, que estaban además hipotecadas por el banco Santander, y afrontar nuevos negocios.

Previamente, unos meses antes, el ex presidente de El Corte Inglés había vendido la participación que tenía a título personal en el gigante de la distribución por un importe de 2,5 millones de euros, al tiempo que puso fin a la batalla familiar al retirar todas las demandas y querellas contra sus primas, las hermanas Marta y Cristina Álvarez. Posteriormente, en 2022, casi cuatro años después de dejar la presidencia de El Corte Inglés, Gimeno volvió al sector de la distribución con la apertura hace justo un año en plena Gran Vía de Madrid de Wow, un centro comercial innovador en el que la venta digital y física están completamente integradas.

Son 5.500 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas en total, a los que se sumará antes de final de año un nuevo centro comercial ubicado en la calle Serrano, en plena milla de Oro de Madrid, y justo donde se ubicaba hasta ahora otro gran almacén de El Corte Inglés.

Su intención, además, es seguir creciendo. "Creemos que no existe hasta ahora nada igual en ninguna ciudad del mundo y aunque lo primero que tenemos que hacer es arrancar y consolidar el negocio, nuestra idea es abrir en otras ciudades también, siempre en edificios emblemáticos como el de Gran Vía", aseguró en un encuentro con elEconomista.es hace un año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud