Retail - Consumo

El Gobierno veta las macrogranjas al limitar el número de vacas a 725 por explotación

En España no existen las macrogranjas como en China o Estados Unidos (Foto Istock)
Valladolidicon-related

Adiós a las macrogranjas. El Gobierno ha limitado a 725 cabezas el número máximo de vacas que pueden albergar las explotaciones de nueva creación, una medida que afecta al polémico proyecto de vaquería de Noviercas, con 23.000 ejemplares previstos.

El Real Decreto aprobado por el Gobierno por el que se establecen normas básicas de ordenación de las granjas bovinas fija un máximo de 850 unidades de ganado mayor (el equivalente a unas 725 vacas de leche) el número de cabezas. De esta manera, se extiende las limitaciones que ya existen en otros sectores ganaderos, como el porcino o el aviar, que cuentan desde hace tiempo con un tope de animales.

El Ministerio de Agricultura justifica la medida en la necesidad de establecer las bases para el desarrollo ordenado de la actividad del vacuno en los próximos años, integrando los principales retos a los que se enfrenta en materia de bienestar animal, de bioseguridad y medioambiental, y apostando decididamente por un modelo de ganadería familiar. Además, los retos planteados en el marco de la nueva Política Agraria Común 2023-2027, y los desafíos del Pacto Verde y de las estrategias de la granja a la mesa y de biodiversidad de la Unión Europea justifican la necesidad de esta normativa.

La polémica sobre las macrogranjas surgió hace cinco años tras conocerse el proyecto de la cooperativa Valle de Mundieta de construir una vaquería en el pequeño municipio soriano de Noviercas, de apenas 150 habitantes, para albergar 23.000 vacas de producción lechera. El proyecto encontró una fuerte oposición de colectivos ecologistas y organizaciones agrarias como COAG y lleva años sorteando los obstáculos que se imponen desde administraciones como la Confederación Hidrográfica del Duero.

En realidad, pese a la intensidad del debate, en España no existen realmente las macrogranjas al estilo de otros países como Estados Unidos o China, con instalaciones que albergan de 10.000 a 20.000 vacas. En nuestro país, las mayores corresponden a la que tiene Valle de Udieta en el municipio navarro de Caparroso (4.000 animales) o la de Granja San José en Huesca, con 2.500. En España, la granja media está e las 300 vacas, aunque existen muchas pequeñas explotaciones de 10-15 vacas en la cornisa Cantábrica.

La medida del Gobierno ha sido rápidamente aplaudida por Greenpeace. "Por fin, el faraónico proyecto que Valle de Odieta quería construir en Noviercas debe ser desestimado definitivamente", ha declarado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de la organización ecologista, que recuerda esta vaquería hubiera contado con un número de cabezas de ganado más de veinte veces superior a lo que establece el real decreto. "Hubiera sido también la macrogranja más grande de España, de Europa y estaría entre las cinco más grandes del mundo".

Más exigencias

Más allá de la limitación del número de cabezas, el decreto de ordenación de granjas bovinas establece un importante número de exigencias para las instalaciones en activo, como que haya un patio exterior para sacar a los animales, los tipos de cierre tienen que ser diferentes o un registro en las que son en extensivo en donde figure el lugar en el que pastan o en qué momento del día lo hacen.

Desde la Organización de Ganaderos Productores de Leche (Agaprol), la mayor de España, se advierte de que el incremento de exigencias, a las que no se oponen, va a afectar fundamentalmente a las explotaciones más pequeñas "que van a tener problemas para adaptarse y eso va a provocar cierres. Genial que se pongan pero se ha de ser consciente de que se van a poner en riesgo los precios actuales y el abastecimiento".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud