Retail - Consumo

La caída de la producción amenaza con subidas de precios en leche y aceite

  • Se prevé que la cosecha de aceite de oliva caiga casi un 50%
  • El precio de la leche ha subido un 40,8% en agosto frente al mismo mes del año anterior
Olivos

En los últimos cuatro meses el crecimiento en la producción de leche se ha ralentizado al tiempo que los precios no paran de subir. Por su parte, el Ministerio de Agricultura y las principales organizaciones agrarias vaticinan que la producción de aceite de oliva en 2022 podría caer a la mitad por la climatología.

La caída en la producción del aceite de oliva y la leche amenazan con más subidas de precios en un contexto en el que la inflación ya está disparada. Mientras que en el caso del aceite la causa principal es la sequía, en el de la leche se está produciendo un frenazo en la producción como consecuencia del encarecimiento de los costes, que está obligando a muchos ganaderos a sacrificar animales de mayor edad para la venta de carne ante la falta de rentabilidad del mercado lácteo.

De hecho, según advierten en el sector, "en España está empezando a faltar ya leche, lo que ha forzado a las cadenas de distribución a subir los precios que pagan a la industria para no quedarse sin producto para su marca blanca"

En cuanto al aceite, se estima que la cosecha del año que viene caerá en torno al 50%. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación prevé que la producción de aceite de oliva en la campaña 2022-2023 caerá en 780.000 toneladas, lo que supondrá una importante reducción, en concreto un 47% con respecto a la campaña precedente.

La principal causa de esta caída, refieren en el Ministerio, "se ha debido a la severa sequía del periodo estival en las principales zonas productoras, que ha causado problemas en el cuajado de frutos. No obstante, estas estimaciones podrían incrementarse en función de la evolución climática y las lluvias que pueden producirse en las próximas semanas, ya que el fruto aún continúa en proceso de acumulación de aceite".

Como apuntan desde UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos), "las cosechas de este año están perdidas, pero las del siguiente puede ser también malas si no se recuperan los árboles de este otoño tras dos años de intensa sequía y épocas de temperaturas excepcionalmente altas". La situación, como recalcan en la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores Asaja Jaén, "es especialmente crítica en los cultivos de secano, donde los árboles están muy afectados".

Esta situación, recuerdan en el Ministerio de Agricultura, se reproduce a nivel internacional, con una caída de la producción mundial y significativas bajadas en Italia y Portugal, así como con altos niveles en las cotizaciones.

Con una cosecha corta todo indica que los precios del aceite de oliva en los lineales subirán aún más, pese al optimismo en el sentido contrario de cooperativas agroalimentarias como Dcoop, el mayor productor mundial de aceite de oliva virgen extra y aceitunas de mesa con sede en Antequera (Málaga).

Su presidente, Antonio Luque, asegura que los precios no se dispararán por la contención del consumo, los cuales se mantendrán entre 4 y 5 euros. Afirma también que "la caída no va a llevar a que en los lineales de los supermercados falte aceite", al tiempo que hace un llamamiento a evitar la especulación entre los distribuidores y a que "en lugar de comprar todo el año lo hagan cada dos meses".

Luque apunta que, ante la caída de la producción de aceite de oliva (que podría pasar de los 1,5 millones de toneladas de 2021 a 800.000 en la presente campaña), el consumo final debería bajar para que se vaya ajustando la oferta y la demanda. "Estamos viviendo una situación que no hemos vivido nunca. En España no está cayendo el consumo de aceite de oliva a pesar de la subida de precios".

En cuanto a la leche, en España, el último precio disponible es para el mes de agosto de 2022, situándose en 46,21 euros/100 kg (datos Infolac) que es un 40,8% superior al precio del mismo mes del año pasado y un 2,8% mayor frente al mes inmediatamente anterior. Además, este precio es un 47,3% superior al precio medio de julio de los últimos cinco años. El precio medio del periodo enero-agosto 2022 es un 29,3% superior al precio medio para el mismo periodo de los últimos cinco años.

Como viene siendo habitual, hay que tener en cuenta importantes diferencias regionales: así, el precio medio más elevado en agosto de 2022 se ha pagado en Canarias (50,58 euros/100 kg), seguido de Murcia (49 euros) y Cataluña (48,64). En el otro extremo se encuentran los precios más bajos, que se han pagado en Galicia (44), País Vasco (44,) y Baleares (43,30 euros/100 kg).

En agosto de 2022, el precio medio de la leche cruda ecológica en España fue de 51,36 euros/100 kg. Este precio es 12,3% superior al precio del mismo mes del año pasado y un 1,1% mayor que el precio del mes anterior. Asimismo, este precio es un 11,1% superior al precio de leche cruda en julio de 2022.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud