Retail - Consumo

El Corte Inglés tuvo que devolver parte de las ayudas anti-Covid al presentar su ERE

  • La compañía asegura que retornó al Estado las bonificaciones del ERTE aplicado en el estado de alarma
  • Las subvenciones alcanzaron el 75% de las aportaciones a la Seguridad Social
Un edificio de El Corte Inglés. EE
Barcelonaicon-related

Las ayudas que el Estado prestó a las empresas que presentaron expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) durante la pandemia venían con una contraprestación: no podían despedir en los siguientes meses. El Corte Inglés, que presentó un paquete de despidos temporales para 26.000 empleados durante el primer estado de alarma, se saltó la limitación y un año después aprobó un ERE para 3.292 personas. Además, repartió un dividendo de 37,5 millones. Así, tuvo que devolver las bonificaciones recibidas. No todas, pero sí las que se dieron para los trabajadores que finalmente abandonaron los grandes almacenes.

En una resolución de Transparencia a la que ha tenido acceso elEconomista.es, la empresa presidida por Marta Álvarez asegura haber devuelto "de modo voluntario las cuotas bonificadas en aquellos casos en los que se incluyó en ERE a personal incluido anteriormente en ERTE dentro del plazo para efectuar legalmente dicha devolución". De este modo, no devolvió todas las bonificaciones recibidas, solo las que se concedieron para personal posteriormente despedido.

Además, la organización recuerda que el dividendo repartido en el ejercicio 2020/2021 -reducido a 25 millones de euros frente a los 75 millones de la campaña 2018/2019- se ejecutó con cargo a reservas y no salió del resultado del ejercicio.

La empresa se niega a desvelar la cuantía de las ayudas al tratarse, asegura, de "información sensible de carácter comercial e información reservada de carácter legal". Tampoco lo hace la a Tesorería General de la Seguridad Social que, en un primer momento se negó a dar ninguna información y solo respondió a instancias del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Las ayudas concedidas alcanzaron el 75% de las aportaciones a la Seguridad Social entre marzo y mayo de 2020

La administración sí precisa que El Corte Inglés no siguió la vía habitual de la mayoría de empresas para la devolución de ayudas obtenidas durante el Estado de Alarma. "No consta que la empresa haya comunicado, por el procedimiento establecido, el abono de dividendos y el reintegro de las cantidades a las que hace referencia el Real Decreto-ley 18/2020", advierte.

El procedimiento establecido para renunciar a las exoneraciones de los ERTEs por el coronavirus se articuló con la creación de un formulario específico en la Seguridad Social. Los grandes almacenes sostienen que la bonificación se devolvió y que la propia Seguridad Social no es la encargada de supervisarlo, sino Inspección de Trabajo, que no ofrece datos.

Las ayudas concedidas alcanzaron el 75% de las aportaciones a la Seguridad Social entre marzo y mayo de 2020. A partir de entonces, la cifra se redujo al 45%. Dicha bonificación, se mantuvo hasta el 30 de septiembre tras la finalización del ERTE el 7 de junio.

Un ERE de 150 millones de euros

El Corte Inglés presentó en febrero de 2021 el mayor ERE de su historia, que terminó por afectar a 3.292 trabajadores que se adhirieron de forma voluntaria al recorte. La indemnización alcanzó los 33 días por año trabajado, lo que obligó a la compañía a provisionar hasta 150 millones de euros en sus cuentas para hacer frente al impacto.

La cifra se elevó el año siguiente en otros 20 millones de euros para hacer frente al ERE para 475 personas presentado en la división de Viajes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud