Retail - Consumo

Las zapatillas de Hoff superarán los 50 millones de euros y planean 25 tiendas propias

  • La marca de Elche prevé abrir sus 3 primeras tiendas en Europa antes de abril
  • Diversificará su negocio con líneas de accesorios y sandalias
  • Negocia franquicias para otros países como México o Arabia Saudí
Una tienda de Hoff.
valencia

La empresa de zapatillas deportivas Hoff, que nació en 2017 en Elche exclusivamente con venta online, quiere multiplicar su presencia en el retail a través de sus propias tiendas en las principales ciudades de España y en grandes capitales europeas.

La compañía, que desde 2020 ha abierto 9 establecimientos propios, se ha marcado como objetivo alcanzar los 25 puntos de venta en España el próximo año, según su CEO y fundador, Fran Marchena. A lo largo del próximo mes tiene prevista incorporar tres nuevas tiendas en Málaga, Zaragoza y Las Rozas Village.

"Hemos apostado por una estrategia multicanal, con presencia en distribución que nos ha permitido abrir en mercados como México con Palacio de Hierro o Galerías Lafayette en Francia. En el caso del retail, es un mercado rentable y que posiciona mucho la marca, por eso lo vemos muy complementario", comenta Marchena. De hecho, el online ahora supone alrededor del 21% de sus ventas, pese a seguir aumentando su volumen.

Además de ese fuerte crecimiento nacional, Hoff ya está buscando ubicaciones en ciudades como París y Londres, con la intención de abrir sus tres primeras tiendas fuera de España antes del cierre de su ejercicio, en el mes de abril. "Ya estamos en 40 países y el 65% de nuestras ventas son internacionales, sabemos que el producto funciona", asegura Marchena. La firma también ha iniciado un proyecto para franquiciar la marca en países donde no se plantea ubicarse directamente con socios locales, como en México, Arabia Saudí, Chile, Colombia y Ecuador.

Además del desarrollo geográfico, la marca se ha lanzado a diversificar más allá de sus zapatillas tipo snickers. Para ello lanzar una línea de accesorios como bolsos para mujer y una línea de sandalias para verano.

La compañía ilicitana ha pasado de los 8.500 pares de zapatillas de su primer año a los 900.000 pares previstos para la campaña 2022-2023. Una cifra que le permitirá superar los 50 millones de euros este ejercicio, frente a los 38 millones del anterior, y alcanzar un ebitda previsto de 6 millones de euros.

Tradición zapatera

Marchena conoce el calzado de primera mano por la experiencia de su padre con una empresa del sector, aunque él inició su carrera profesional en la banca, donde estuvo una década antes de dar el salto emprendedor.

La mayoría de su producción se realiza en Asia y pese a los problemas de materias primas y las cadenas de suministro considera poco viable trasladar esa localización. "El 95% del tipo de producto que fabricamos se hace allí y además tenemos un hándicap, que tenemos un calzado con muchos colores y una suela que se serigrafía a mano, que necesita mucha mano de obra. Estamos empezando a valorar opciones para producir más cerca, pero es muy difícil aunque es una estrategia que hay que valorar para el futuro", apunta.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments