Retail - Consumo

Mercadona deja de fabricar su propio pan y recurre a más de 20 proveedores

  • La cadena de supermercados cuenta con 10 líneas en 8 bloques logísticos
  • La empresa recolocará a los 650 empleados afectados
Juan Roig, presidente de Mercadona.
Valenciaicon-related

La mayor cadena de supermercados de España, Mercadona, apagará los hornos de pan con que cuenta para abastecer a sus más de 1.600 tiendas. El grupo que preside Juan Roig ha anunciado que ha decidido recurrir a una veintena de proveedores externos con los que ya estaba trabajando para cubrir el suministro de sus puntos de venta.

Mercadona cuenta actualmente con 20 líneas de producción de pan ubicadas en 8 de sus bloques logísticos repartidos por la Península Ibérica, cuya actividad irá dejando de forma progresiva.

Según explica la compañía valenciana, la medida tomada no afectará en ningún caso a las 650 personas de la plantilla que actualmente trabajan en las líneas de panificación, que se irán reubicando conforme se vaya materializando esta estrategia. La cadena, que no ha fijado un plazo concreto para el final de esta actividad, ya ha informado a la representación legal de las trabajadoras y trabajadores.

Según explica la propia empresa, esta era la única categoría de producto que fabricaba la propia compañía para comercializar en sus supermercados. Su decisión busca mejorar la calidad de su producto en este segmento, en línea con lo que ya anunció hace un par de años el propio Juan Roig al reconocer que necesitaban mejorar algunos de sus productos.

La decisión de Mercadona se produce después de que en 2018 un incendio destruyese su principal panificadora en Puçol (Valencia), a la vez que buscaba nuevos proveedores especializados. Ese mismo año puso un proyecto piloto con la colaboración de varios proveedores especialistas que asumieron inicialmente la producción de más de 20 millones de kilos al año de pan, concretamente de especialidades como el pan de leche, pulguitas o integrales.

Los proveedores

Tras esta prueba inicial, la compañía ha incorporado paulatinamente a más proveedores locales a la estrategia, como por ejemplo Valero, que elabora el 'pan payés' en Cataluña desde 2021 o PandeCan, que fabrica pan de millo y matalahúva en Canarias desde principios de 2022; o Mondat, proveedor andaluz, que elabora el 'bocadillo integral' desde hace unos meses. Todos ellos han contribuido gracias a su conocimiento más profundo del proceso y a una mejor gestión de las materias primas, a impulsar la competitividad de esta categoría.

La nueva estrategia también implicará liberar espacio en sus bloques logísticos, lo que según la empresa de distribución conllevará un importante incremento de eficiencia y productividad, y les permitirá centrarse en sus actividades ordinarias de recepción, almacenaje y expedición de productos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud