Retail - Consumo

Así ha reducido Veritas la brecha de precios entre la cesta ecológica y la tradicional

  • La cadena ha subido sus precios un 2% frente al 10% de los súper tradicionales
  • Para ello ha apostado por proveedores de proximidad y reducción de márgenes
Silvio Elías, director general de Veritas. Foto: Luis Moreno

Veritas, cadena de distribución productos ecológicos originaria de Barcelona, ha logra reducir la brecha de precio entre la cesta de compra ecológica y la convencional, puesto que "solo" ha subido un 2% la cesta básica, mientras que los súper convencionales lo han hecho una media del 10%. Lo ha conseguido apostando por los productos de proximidad y reduciendo sus márgenes.

"La cesta de la compra ecológica es más barata que nunca respecto a la cesta de la compra convencional si se realiza en Supermercados Veritas", afirman desde la compañía. De este modo, recuerdan las mismas fuentes, "se logra una estabilidad en los precios muy destacada en comparación con la gran distribución tradicional que acusa el actual periodo inflacionista con subidas de en torno al 10%".

En la cadena de productos ecológicos se hacen eco de un un estudio elaborado por Nielsen que ha analizado la evolución de los precios del retail y del sector de la alimentación desde 2019. En él se establece una subida de precios generalizada superior al 10%. "Pero al mismo tiempo en este mismo periodo, la cadena de supermercados ecológicos se ha mantenido estable con una subida de precios que no alcanza el 2%. De hecho, algunas subcategorías de productos han logrado incluso bajar el precio en este periodo".

Los responsables de Supermercados Veritas relatan que ha apostado desde sus inicios, hace ahora 20 años, por poner al alcance de los consumidores la posibilidad de realizar toda la cesta de la compra con productos ecológicos de la manera más competitiva posible en un mismo establecimiento. Así, y en comparación con las grandes cadenas de distribución que han venido desarrollando los últimos años esta categoría de productos, siempre se han posicionado con precios mas económicos de media

Proximidad

El canal de aprovisionamiento de Veritas es en su mayor parte de proximidad. La filosofía de la cadena ecológica mantiene una relación muy estrecha con sus proveedores. "Una relación que se extiende a lo largo de los años y que también incide en los precios, logrando que sus costes no estén tan sujetos a la propia tendencia inflacionista", subrayan sus responsables.

Para Veritas "las fuentes de aprovisionamiento dependan en mucha menor medida de las grandes fluctuaciones de precios internacionales. Además, estas relaciones evitan el aumento en el número de intermediarios, algo que también acaba provocando incrementos en la inflación propia". 

"Por otro lado", apostillan en la cadena, "las fuentes de la gran distribución son mucho más globales y están siempre sujetas a las variaciones de coste por motivos coyunturales. Variaciones que se han visto sacudidas durante los últimos ejercicios por una inestabilidad constante traduciéndose en última instancia en el precio de venta de los productos de consumo final".

"Además, esta particularidad de contar con proveedores de proximidad de la cadena Veritas tiene como consecuencia adicional la reducción de la huella de carbono, una filosofía que Veritas también tiene e cuenta en sus diferentes decisiones estratégicas", añaden.

"Por lo tanto", concluyen en Veritas, "la combinación de factores que combinan el canal de compra de proximidad, la relación con los proveedores, y la propia decisión de Veritas de reducir al máximo sus márgenes para hacer la cesta de la compra ecológica lo mas accesible posible a la mayor cantidad de compradores, ha conseguido que la diferencia de precio entre un supermercado convencional o en Veritas sea mas estrecha que en ningún periodo anterior".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.