Retail - Consumo

Helados Estiu crece un 17% con ventas por 88 millones tras invertir 13 millones

  • El grupo valenciano aumentó en 71 personas su plantilla
Mar?a Jos? F?lix, directora general de Helados Estiu.
Valencia

La empresa valenciana Helados Estiu, uno de los proveedores de Mercadona en esta categoría, mantuvo su fuerte crecimiento el año pasado con una facturación de 88 millones de euros, un 17,3% más. La firma de alimentación produjo en total 33 millones de litro de helados, frente a los 30 millones de litros del año anterior.

Según ha comunicado la propia compañía, el beneficio fue de 5,4 millones de euros después de mantener su esfuerzo inversor e incluso aumentar el ritmo de contratación de personal.

La heladera valenciana propiedad de la familia Félix consolidó 71 nuevos puestos de trabajo, lo que supone un incremento de un 36% respecto al 2020, alcanzando un total de 266 empleados. Tras concluir la construcción de su nueva fábrica en Cheste, con la instalación de nuevas líneas tecnológicamente avanzadas y con una inversión de más de 31 millones de euros, en el pasado ejercicio volvió a reinvertir y lo hizo con más de 13 millones de euros para seguir incrementando la capacidad. Hoy, la empresa valenciana ya está fabricando en sus dos plantas de Cheste y de Ribarroja de Turia.

Precios y costes

Un ejercicio que según la propia empresa está marcado por los retos continuos, con un mercado de materias primas muy tensionado con precios al alza y un incremento constante en los costes de energía y logística. En 2019 la marca comenzó a exportar y hoy está presente en más de 20 países, entre otras apuestas con una línea de productos veganos.

La heladera también está trabajando actualmente en la implantación de un nuevo sistema de gestión energética para reducir su consumo, así como en una instalación fotovoltaica tanto en Cheste como en Ribarroja del Turia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.