Retail - Consumo

Vall Companys acuerda la compra del grupo avícola Sada

  • La ingtegración dará a la catalana una cuarta parte de la cuota del mercado avícola

El grupo catalán Vall Companys, líder en producción avícola con una facturación en esta división de 350 millones de euros anuales, ha acordado con la multinacional Nutreco la compra de Sada, tercer operador del mercado y con un volumen de ventas aproximado de 240 millones.

En concreto, Vall Companys adquirirá el total de Sada Canarias y el 75% de las acciones del Grupo Sada, según han detallado fuentes próximas a la operación.

La compra de ambas está supeditada al visto bueno de las autoridades de Competencia, según ha informado este viernes la compañía compradora, que no ha facilitado detalles sobre el montante de la adquisición.

Fuentes próximas a la operación han precisado que Vall Companys lidera actualmente el mercado de producción avícola con un 15% de cuota de mercado, y Sada figuraba en tercera posición con cerca de un 8%.

Las mismas fuentes han informado de que, con esta operación, el grupo catalán adquiere las plantas de Lugo, Sueca (Valencia) y Alcalá de Guadaira (Sevilla); la actividad de una planta en Toledo en la que Sada operaba en régimen de alquiler y también los activos inmobiliarios de Sada en Lleida, sin actividad actualmente.

En el ámbito laboral, 1.400 empleados de Sada pasarán a integrarse ahora a Vall Companys.

Esta operación se suma a la que ya anunció a últimos de febrero la compañía catalana cuando estaba pendiente de la aprobación por parte de la CNMC de la adquisición de la empresa leonesa Embutidos Rodríguez.

El grupo ya tenía el 10% de las acciones de dicha empresa cárnica dedicada al sacrificio, despiece y elaboración de productos del sector porcino, que cuenta con una facturación de 210 millones y genera un total de 550 empleos directos en sus instalaciones de Soto de la Vega.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.