Política

Así se gestó el cambio de postura de Podemos con Errejón en la Comunidad de Madrid

Errejón e Iglesias en el Congreso. Foto: Efe

El llamamiento a la "negociación" y a la "unidad" que hicieron diez secretarios regionales de Podemos reunidos el pasado viernes en Toledo, así como la dimisión de Ramón Espinar, anunciada el mismo día, han pesado en el cambio de postura de la dirección del partido morado, cuya portavoz parlamentaria, Irene Montero, anunciaba ayer que están dispuestos a explorar posibilidades para llegar a un acuerdo con Iñigo Errejón, según las fuentes consultadas.

La reunión del pasado viernes en Toledo, convocada por el líder castellano-manchego José García Molina, concluyó con una declaración en la que se apelaba a la "confianza, la unidad, la coordinación y la negociación", en referencia a la crisis abierta en Madrid por la decisión de Íñígo Errejón de concurrir a las elecciones autonómicas de mayo en la candidatura Mas Madrid, la de la alcaldesa de la capital Manuela Carmena.

Un anuncio, el de Errejón, que supuso el rechazo por parte de Pablo Iglesias, quien dejó claro que éste "no es Carmena" y que le iba a presentar batalla con una candidatura de Podemos. Una decisión que suponía acudir divididos a las autonómicas en un territorio clave como es Madrid con la consiguiente repercusión que eso puede conllevar para otros territorios.

La preocupación de los líderes territoriales por la maniobra de Errejón y la posible división de fuerzas quedó plasmada el viernes en la "Declaración de Toledo", que fue suscrita por diez dirigentes territoriales: además del de Castilla La Mancha, los de Euskadi, Murcia, La Rioja, Baleares, Extremadura, Valencia, Canarias, Aragón y Asturias.

Pero al mismo tiempo que estos dirigentes trataban de que las aguas volvieran a su cauce en la formación morada, se produjo la dimisión de Ramón Espinar de sus cargos orgánicos, así como su abandono del Senado y de la Asamblea de Madrid.

Precisamente también por las discrepancias con la dirección, ya que estaba apostando por alcanzar un acuerdo con Errejón en Madrid y de esta forma evitar una lista alternativa para la que Podemos, además, aún no tiene un claro candidato. Según las fuentes consultadas, Espinar se fue tras sentirse "ninguneado" por la dirección nacional en sus planteamientos.

Estos hechos, junto con una reflexión más pausada de la situación, según las fuentes consultadas, han hecho mella en la dirección de Podemos. Y así se reflejaba ayer en las declaraciones de la Portavoz Parlamentarias del Grupo en el Congreso, Irene Montero, quien explicó que su formación está abierta a explorar la posibilidad de llegar a un acuerdo con Íñigo Errejón y con todos los actores políticos que estén dispuestos a impedir que el PP, Cs y Vox puedan gobernar la Comunidad de Madrid.

Montero no excluyó la posibilidad de que ese diálogo fructifique en una candidatura única. Esto supone una rectificación respecto a la semana pasada cuando la propia Montero anunció que presentarían un candidato alternativo a Errejón.

La Portavoz ha admitido que tras el "duro golpe" que supuso para Podemos la decisión de Íñigo Errejón ahora es necesario "reconstruir puentes" y "cerrar heridas", por "responsabilidad", con el objetivo de alcanzar la "máxima unidad" para evitar que la derecha gobierne en la comunidad de Madrid.

La reacción de algunos secretarios generales de los territorios a este cambio de postura no se ha hecho esperar y ha sido bien acogido por los secretarios generales de Castilla La Mancha, Extremadura y Euskadi, con los ojos puestos en el Consejo Ciudadano Estatal que tendrá lugar el próximo miércoles en Madrid.

El líder castellano manchego ha afirmado que es necesaria una reflexión para que "el partido no sea una máquina de expulsar gente"; el de Extremadura, Álvaro Jaén, ha dejado claro que "la única vía es cooperar" y el de Euskadi ha afirmado que veía con "buenos ojos" la decisión de negociar y "explorar vías" de entendimiento con Errejón.

Primero, "una candidatura potente"

No obstante, fuentes de la dirección de Podemos, han querido dejar claro que la exploriación de acuerdos con otras fuerzas políticas, en referencia a la de Errejón, irá después de que Unidos Podemos conforme una candidatura "potente" para la Comunidad de Madrid mediante un proceso "participativo".

Será el equipo técnico de Podemos Madrid el que asuma todas las competencias de los órganos autonómicos y será el encargado de poner en marcha este proceso, en diálogo con Izquierda Unida y "con cualquier organización que quiera sumarse". En este proceso Podemos hablará con el partido de Manuela Carmena e Íñigo Errejón "si se da el caso". "Pero la primera tarea es construir una candidatura de Unidos Podemos potente, amplia y participada. La exploración de acuerdos con otros partidos irá después", precisan la mismas fuentes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

De "traidor"... y "golpista" hemos pasado a "nos parece muy bien".

Pobre Pablito, se le desmorona su pequeño imperio, hasta Iñigo se la ha subido a su chepa, y el "jorobado" ha tenido que claudicar, y con el todos los que le acompañan, empezando por La "Señora de Galapagar"... no somos nada!!!

Puntuación 4
#1
navegante prohibido arruinar el país via impuestos
A Favor
En Contra

La marca podemos se diluye como un terrón de azcar en agua, podemos sí recupera a Errejón no suma, y sí no lo rrecupera lo mismo, pues al de Galapagar se le ha visto el plumero y se ha quedado sin trigo que ofrecer al electorado que de buena fé creia posible un cambio en la corrupción de la política, algo que puede que venga de la mano de "VOX"

Puntuación 2
#2
navegante las herencias deben de ser para los herederos y no para el gobierno de turno
A Favor
En Contra

No creo que la llegada de Errejón a más madrid mejore la vida de los madrileños.

Puntuación 3
#3