Política

Iglesias presume de la influencia de Podemos en la agenda del Gobierno de Sánchez

  • Espera cerrar en una semana el acuerdo de Presupuestos con el PSOE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes el "peso político sin precedentes a nivel estatal" que, a su juicio, tiene su formación desde el triunfo de la moción de censura y la llegada del PSOE al Gobierno; una influencia que están demostrando, según el líder morado, en el día a día y en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019.

"Nunca Podemos tuvo tanta influencia como ahora", ha presumido el líder morado durante su intervención al comienzo de la reunión del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) -el máximo órgano de dirección de su partido- que se celebra este viernes en el Círculo de Bellas Artes.

El líder morado ha comenzado su discurso precisamente haciendo una recopilación de los acuerdos que, según a reivindicado, ha conseguido cerrar con el Gobierno en los cuatros meses que lleva de mandato. "Para cuatro meses desde la moción, podemos sentirnos orgullosos de nuestro empuje", ha celebrado.

Así lo ha asegurado, cuando queda apenas una semana para cerrar con el Gobierno un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado, según los tiempos que se ha marcado el partido morado: Podemos ha condicionado su apoyo parlamentario a las cuentas a que el documento que el Ejecutivo envíe a Bruselas el próximo 15 de octubre, como tarde, sea fruto de ese acuerdo con ellos.

A este respecto, Iglesias se ha mostrado optimista ante la posibilidad de llegar a un acuerdo pero, al mismo tiempo, ha vuelto a avisar al Gobierno de que las cuentas deben reflejar "hechos" y avances porque si no, no podrán contar con su apoyo. "No renunciamos a cambiar este país y ponerlo al servicio de su gente", ha sentenciado.

Campaña en contra

Iglesias también ha denunciado que "hay una campaña desde la derecha política, ecconómica y mediática, no dirigida al Gobierno sino a derrocar cuanto antes la posibilidad de crear una mayoría progresista de largo alcance" y que los números que sacaron adelante la moción de censura construyan "una alternativa de gobierno para 10 años".

En su intervención, Iglesias ha interpretado de esta forma las "campañas mediáticas con aroma a cloacas" y las "advertencias, cuando no amenazas, de los poderes económicos y mediáticos de la derecha y la extrema derecha" que a su modo de ver está sufriendo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Para Iglesias, el objetivo no es tanto el Ejecutivo socialista como tal como la alianza entre él y Podemos; "derrocar cuanto antes la posibilidad vigente de crear una mayoría alternativa de largo alcance al bloque reaccionario que representan el PP y Ciudadanos".

En este sentido, ha recordado que Sánchez, después de dimitir como secretario general del PSOE en octubre de 2016 ("defenestrado por dirigentes de su propio partido", según interpretó él la revuelta de los barones) dijo en una entrevista televisiva que había "personas de mucho poder" que le habían advertido de que "si se aliaba con Podemos para gobernar, le harían la vida imposible".

"Parece que se cumple", ha colegido, conjeturando que esos poderosos "quieren acabar con el cambio real de manera preventiva, para acabar con cualquier posibilidad de alternativa de gobierno". Y ha sentenciado: "Como somos conscientes de ello, vamos a ser coherentes con todo lo que huela a cloacas, caiga quien caiga".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud