Política

El Gobierno no recurrirá el voto delegado de Junqueras, Forn y Sánchez en el Parlament

  • Se basan en el auto del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Foto: Reuters

El Gobierno no recurrirá la delegación de voto en la sesión constitutiva del Parlament de los tres diputados que están en prisión, Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez.  En directo | Sesión constitutiva del Parlament catalán tras el 21D.

En las votaciones para elegir hoy al presidente del Parlament y al resto de miembros de la nueva Mesa participarán de forma delegada esos tres diputados electos en prisión preventiva, pero no los cinco que se encuentran en Bélgica: Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Lluís Puig (JxCat) y Antoni Comín y Meritxell Serret (ERC).

Ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzó que si se permitía la delegación del voto a Puigdemont y al resto de diputados que se encuentran en la capital belga, el Gobierno lo recurriría de inmediato.

Hoy, fuentes del Ejecutivo han reiterado que están muy atentos a las decisiones que adopte la Mesa del nuevo Parlament, y en concreto su presidente, en relación con el anuncio de la investidura de Puigdemont para actuar en consecuencia. Pero han subrayado que el Gobierno no es partidario de recurrir el voto delegado de los tres diputados electos que permanecen en prisión, sobre todo si se basan en el auto del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y que lo planteaba como una posibilidad.

Ciudadanos, PSC y PP tampoco no recurrirán el voto delegado de los diputados encarcelados.

El 31 de enero, clave

Rajoy ha explicado que la clave está en el día 31 de enero, que es cuando los independentistas tienen que presentar un candidato a la Presidencia de la Generalitat y fecha a partir de la cuál empezarán a correr los plazos para la convocatoria de elecciones si en los dos meses siguientes ningún candidato consigue los apoyos suficientes. En el Gobierno no contemplan ahora esa repetición electoral y, de hecho, creen que los independentistas tampoco están por volver a las urnas en primavera en Cataluña.

Ante el hecho de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena permita a Junqueras y los otros encarcelados el voto delegado en la sesión constitutiva, el presidente del Gobierno se ha limitado a decir que respeta las decisiones judiciales. Dicho esto, ha defendido la labor que él ha realizado en Cataluña asegurando que ha hecho su trabajo de forma "razonable" y "justa".

Las limitaciones de la Mesa de Edad 

Otras fuentes del Ejecutivo han explicado que la Mesa de edad del Parlamento catalán sólo puede ordenar la votación en la Cámara autonómica, pero no puede hacer interpretaciones del Reglamento.

Además, han señalado que, si a pesar de los recursos se permite votar a los no presentes en el Parlamento de Cataluña, el Ejecutivo del PP está dispuesto a recurrir la constitución de la Mesa del Parlamento catalán ante el Constitucional.

Este hecho podría bloquear la constitución del Parlamento por lo que no comenzaría a correr el plazo de dos meses para que puedan repetirse las elecciones en caso de que no se consiguiera investir a un presidente y formar gobierno.

Fuentes del Ejecutivo explican también que, en el caso de que finalmente se lograra constituir la Mesa del Parlament y la Cámara legislativa, se abren varias posibilidades. En primer lugar, que la Mesa proponga a un candidato huido, es decir, a Carles Puigdemont. Este hecho sería recurrido de manera inmediata por el Gobierno de Mariano Rajoy en el mismo momento en el que la Mesa apruebe el acuerdo para realizar la sesión de investidura con la propuesta de ese candidato.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin