Política

Albert Boadella se presenta como simbólico presidente de Tabarnia en el exilio

  • Imaginario territorio de Barcelona y parte de Tarragona
  • Llama "usurpadores de sentimientos" a los secesionistas
  • Tabarnia se reivindica como una mayoría "perseguida"
Albert Boadella, como simbólico presidente de Tabarnia. Imagen: Tabarnia.org / YouTube

El actor y director teatral Albert Boadella se ha presentado este martes como presidente imaginario en el exilio del gobierno de Tabarnia, un imaginario territorio de Barcelona y parte de Tarragona separado del resto de Cataluña.

Sus promotores han publicado un discurso de Boadella en catalán, en un video recogido en que empieza parafraseando al expresidente Josep Tarradellas pero diciendo 'No sóc aquí', y lo atribuye a que "los usurpadores de sentimientos, dinero, instituciones, clubs y banderas han hecho este territorio irrespirable".

Les ha acusado además de dividir Cataluña, pero también de pretender dividir toda España y toda Europa, aunque Boadella anuncia irónicamente "unos anticuerpos capaces de reaccionar ante la epidemia: los ciudadanos de Tabarnia", que llevan al renacimiento del sentido común, dice.

Boadella -que aparece con las banderas europea, española y de Tabarnia, y un atril con la leyenda 'Govern de Tabàrnia'- afirma que en este territorio imaginario caben todos los que quieran.

"Soy un payaso, pero a su lado soy un modesto aprendiz", añade como réplica a quienes le critican, y ha acusado a los independentistas de hacer del Parlament el auténtico Teatro Nacional de Cataluña.

"Sus bufonadas en nuestras calles se han acabado", les advierte, y avisa también de que rechazarán que siga el independentismo, y acaba con un 'Visca Tabàrnia', que iguala al 'Visca Espanya'.

Presentación en sociedad

Entidades y personalidades contrarias a la independencia de Cataluña han presentado este martes el proyecto simbólico de Tabarnia como aglutinador de la mayoría de catalanes "perseguidos" por el independentismo, y prevén organizar movilizaciones.

La rueda de prensa en el Col·legi de Periodistes de Cataluña ha contado con la participación de los impulsores Miguel Martínez, Jaume Vives, Joan López Alegre y Eugenia Perelló, que también han presentado la bandera del territorio con el lema 'Acta est fabula' -'La función ha terminado' en latín-.

Joan López Alegre ha explicado que Tabarnia no es ni será un partido, sino un espacio de apoyo a los partidos no independentistas "para que no desfallezcan y perseveren en su labor de plantar cara" al independentismo.

También quiere ser un apoyo para los ciudadanos y las entidades constitucionalistas, promotoras de recientes manifestaciones multitudinarias contra la independencia: "La idea promovida por el separatismo de que Catalunya es un solo pueblo está muy lejos de ser verdad".

"No queremos romper nada, ser superiores a nadie ni inventarnos ninguna historia", sino reivindicar una Cataluña dentro de España que vuelva a ser motor socioeconómico y líder autonómica, ha defendido.

Y ha ironizado con que Tabarnia podría hacer "como los independentistas" creando listas de agravios; por ejemplo, que el voto de un barcelonés vale menos que el de un leridano por la ley electoral y que un ciudadano 'tabernés' del Área Metropolitana de Barcelona espera tres veces más que uno de Terres de l'Ebre (Tarragona) para una prótesis de rodilla.

Los impulsores no pretenden "hacer de Sànchez y de Cuixart e incidir en los políticos como han hecho tantos años" la ANC y Òmnium con el Govern, sino apoyar a los constitucionalistas y arroparles sin intromisión política.

La "pesadilla" de los secesionistas

Tabarnia no será partido pero sí promoverá actos y manifestaciones, y llegará hasta donde los independentistas quieran que llegue, ha dicho López Alegre: "Tabarnia puede acabar siendo su pesadilla, como la independencia ha sido la nuestra".

Jaume Vives ha avisado de que "si hay una DUI, Tabarnia se convertirá por las vías legales en una realidad, porque, si se obliga a los taberneses a salir de su casa, ellos se defenderán".

También ha destacado que Tabarnia es un pueblo que ha vivido muchos años clandestinamente "fruto de su persecución y estigmatización por sus ideas: muchos penaban que no existía, pero ahora hay un pueblo entero en pie, gritando libertad y respeto ante el actual régimen de corruptos".

Según él, los soberanistas han gobernado solo para los de su ideología y han marginado a millones de catalanes no independentistas que ahora han alzado su voz bajo el paraguas de Tabarnia, para acabar "con la tiranía Pujol y compañía, que han intentado democratizar la dictadura y roto familias".

Tabarnia, en cambio, no quiere conflictos ni fronteras, sino "que todo el mundo sea respetado" piense lo que piense, y que se deje de silenciar a más de la mitad de la población que no es independentista, ha añadido.

"Estamos cansados de ser catalanes de segunda", ha sentenciado Vives, que ha defendido la dignidad de los no independentistas y ha definido Tabarnia como un gran espejo en el que los independentistas pueden ver reflejados sus argumentos absurdos, según él.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud