Política

China, dispuesto a jugar "un papel constructivo" para lograr el fin de la guerra en Ucrania

  • Pekín dice que "resolver problemas complicados requiere calma y racionalidad"
  • Remarca que la situación de Ucrania no es comparable a la de Taiwán
El presidente de China, Xi Jinping. Foto: Archivo.

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha afirmado este lunes que Pekín está dispuesto a jugar "un papel constructivo" a la hora de impulsar un acuerdo para poner fin a la guerra en Ucrania y ha pedido a la comunidad internacional que "promueva" las conversaciones entre Kiev y Moscú.

Wang ha resaltado que las autoridades chinas han trabajado para "promover las conversaciones" y "ha estado en contacto cercano" con ambos países, al tiempo que ha resaltado que hasta ahora ha habido dos rondas de conversaciones y ha expresado su deseo de que en la próxima "haya nuevos progresos".

Así, ha mostrado su disposición a trabajar con la comunidad internacional para llevar a cabo esfuerzos de mediación y ha manifestado que "resolver problemas complicados requiere calma y racionalidad, en lugar de azuzar las llamas e intensificar los conflictos", según ha recogido la agencia china de noticias Xinhua.

Por ello, ha abogado por respetar los principios de la Carta de Naciones Unidas, respetar la soberanía territorial de los países, abordar las preocupaciones de seguridad de las partes y centrarse en la estabilidad a largo plazo de la región a través de un mecanismo europeo de seguridad "efectivo y sostenible".

El ministro de Exteriores chino ha dicho además que la entrega de ayuda humanitaria debe respetar los principios de neutralidad y ha pedido dar atención a los desplazados, así como proteger a los refugiados. En esta línea, ha pedido que las tareas humanitarias no tengan impedimentos, que se garantice la protección de los extranjeros en Ucrania y que se apoye a la ONU en su labor humanitaria.

Por otro lado, Wang ha remarcado que el conflicto en Ucrania no se puede comparar con las tensiones entre Taiwán y China, puesto que consideran a la pequeña isla vecina "parte inseparable" del territorio administrado por Pekín.

"Debería quedar claro que la situación de Taiwán es totalmente diferente a la de Ucrania y por tanto no hay comparación entre los dos. La diferencia más clara es que Taiwán es parte inseparable del territorio de China, por lo que es un asunto interno de China, mientras que lo de Ucrania es una disputa entre dos países", ha querido matizar el ministro Wang.

En ese sentido, ha criticado el "evidente doble estándar" que ha evidenciado la comunidad internacional, al "enfatizar el principio de soberanía" en lo que respecta a la crisis en Ucrania, al mismo tiempo que "socavan la integridad territorial y soberana" de China con su reconocimiento de Taiwán.

Wang ha cuestionado que desde algunas partes, como Estados Unidos, se esté apoyando la independencia de Taiwán, alertando de que con ello podrían hundir a la isla en una "situación peligrosa" y traer consigo "inaguantables consecuencias" para quienes fomenten este tipo de acciones.

"El futuro de Taiwán pasa por el desarrollo pacífico de las relaciones", ha insistido Wang, quien confía en que la isla regrese "al abrazo de la madre patria".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud