Política

¿Estaría el PSOE dispuesto a sacrificar a Podemos para aprobar los Presupuestos?

  • Sánchez reconoce que el acuerdo que les compromete es el de Podemos
  • El escenario fiscal del pacto sube los impuestos a las rentas altas
  • El presidente pide a todos lo partidos que se planteen "proyectos incluyentes"
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Foto: EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, admitió este lunes que el acuerdo de coalición que firmó con el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, "es el que nos ata, el que nos compromete", en referencia al PSOE, pero insistió en que quiere que sus proyectos sean "integradores, incluyentes, no excluyentes", por lo que se descarta dejar de lado al socio de Gobierno.

En una entrevista en TVE, Sánchez accedió así a medias a la exigencia que viene trasladando Iglesias de que el proyecto de Presupuestos tiene que tomar como base el acuerdo de coalición. 

Un acuerdo que, entre otras cosas, recoge una revisión fiscal que subiría los impuestos a las rentas altas y establecería un mínimo del 15% o el 18%, según los casos, al de Sociedades; aspecto éste que rechaza Ciudadanos, partido que se presenta como posible apoyo parlamentario a las cuentas públicas.

Sánchez constató que "es un hecho" que España recauda menos que la media europea y que tiene que salir de esta crisis con "un Estado de Bienestar mucho más fuerte", dos mensajes habituales de Unidas Podemos, pero también presentó como tal que el PIB va a caer en "dos dígitos" y por tanto "tenemos que amoldar nuestros objetivos políticos y económicos, como una reforma fiscal, a la coyuntura económica".

En esta coyuntura, abundó, "el objetivo tiene que ser el crecimiento, la recuperación económica, la creación de empleo y no dejar a nadie atrás". Ese objetivo y ese verbo "amoldar" se aproximan más al retraso en la reforma fiscal, que convendría a Cs.

También se acercaría a ese partido el deseo que verbalizó el presidente de que le gustaría sacar los Presupuestos con "una mayoría que incluso supere los 176 escaños", para lo que va a "trabajar por un acuerdo lo más transversal posible".

Es momento de "anteponer el interés general, el bien común", asegura Sánchez

Sánchez, que aseguró que no se pone en la situación de que lo Presupuestos "no encuentren el apoyo de una mayoría en Congreso", insistió en que "contaremos con todos los grupos", incluidos los cuatro diputados de Junts que pertenecen al PDECat que abandonarían la obediencia a Junts per Catalunya y podrían por tanto escapar al 'no' casi garantizado de los otros cuatro, que siguen la estrategia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su predecesor, Carles Puigdemont.

A todos los grupos les pidió una vez más que, "con independencia de cuáles sean los proyectos de cada partido", se planteen "proyectos incluyentes", y, en general, "hacer el esfuerzo por cambiar el clima" político y "anteponer el interés general, el bien común", para ya "en los próximos años" volver a la "dialéctica política" tradicional.

Pese a las desavenencias con Unidas Podemos respecto a la negociación presupuestaria y también la fusión de Bankia y Caixabank, Sánchez volvió a asegurar que la coalición está "fuerte", que está "a gusto con el Gobierno de coalición", que tiene "plena confianza en todos y cada uno de los miembros" del mismo y que está siendo positiva la experiencia" de un Ejecutivo con los dos partidos de izquierda coaligados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud