Política

Las tres patas del Ejecutivo: así se sostiene el poder de Pedro Sánchez

  • Única coalición de izquierdas de toda Europa, el presidente depende de Puigdemont y Junqueras
En la imagen, José Luis Ábalos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez ha sido el primer Gobierno de coalición de la historia reciente de España. Esa cualidad le confiere un rasgo especial y diferenciador respecto al resto de gobiernos, estrenándose en una tradición muy europea sostenida en pactos de lo más variopinto.

Pero hasta en esto nuestro país ha sido aun más 'original' customizando una jefatura inédita, sujetada en tres patas, dos de la cuales son extragubernamentales, y que no son otras que el poder que ejercen Carles Puigdemont desde Waterloo (Bélgica) y, Oriol Junqueras, desde la cárcel catalana de Lledoners.

El único de izquierdas

En la actualidad, de los 27 países que conforman la Unión, 21 de ellos son gobiernos fruto de diversas coaliciones, y solo en ocho ejerce el poder un único partido -es el caso de Chipre, Dinamarca, Grecia, Malta, Portugal y Rumanía-. Alemania, es por otra parte, el único miembro de la Unión que mantiene un gobierno de gran coalición -es decir, de los dos principales partidos hegemónicos-. Mientras, en otros seis países se rigen por gobiernos de centro, en nueve por administraciones de centro-derecha, en siete por ejecutivos de centro-izquierda, en tres por formaciones de derecha, y solo uno por formaciones políticas estrictamente de izquierdas. Es el caso de España, con el Partido Socialista, Unidas Podemos e Izquierda Unida.

La solitaria presidencia de España, frente al resto de miembros de la Unión, no se lo atribuye el hecho de ser el única autoridad netamente de izquierdas de los 27. La disimilitud viene porque, siendo un ejecutivo coaligado, como la gran mayoría, el de España tiene tres patas, una oficial -con tres partidos- y dos extragubernamentales.

Plásticamente podría decirse que es como el triángulo de la masonería, al más puro estilo del Gran Oriente de Francia, y en cuyo interior de la figura geométrica se halla el ojo que todo lo ve, y donde bien podría encontrarse Iván Redondo, el vicepresidente in pectore de Pedro Sánchez, regado de múltiples funciones para controlar prácticamente todas las áreas de Gobierno.

Dejando a Puigdemont y a Junqueras, cada uno de ellos en los vértices inferiores del triángulo, en el superior se encuentran varias cabezas. No se trata de un Gobierno sencillo. El poder lo ejercen desde Nadia Calviño, José Luis Ábalos -el sector moderado-, a Carmen Calvo, María Jesús Montero- el ala más izquierdista- y, también Pablo Iglesias, importante colaborador y enlace con los centros de poder extragubernamentales que dieron lugar a una declaración de independencia de Cataluña, el 7 de septiembre de 2017.

Así pues, no todas, pero sí las más importantes decisiones políticas pasan por este triángulo que de no funcionar podría complicar la supervivencia del líder socialista. Tal es la dependencia de la figura geométrica o curiosa estructura gubernamental, que ahora, para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2020 -en el caso de que finalmente se aprueben, si es que estratégicamente le interesa al Ejecutivo de Pedro Sánchez-, necesita volver a pasar por el circuito triangular para recibir el permiso de los otros dos vértices.

A saber. Y esto se ha podido comprobar esta semana. ERC ha instado a Quim Torra a que concluya cuanto antes la legislatura en Cataluña, y a que convoque elecciones, a ser posible antes del verano, porque, de no ser así, las cuentas de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2020, se convierten en un difícil ejercicio para los de Esquerra.

El precio de los Presupuestos

Junqueras y su partido no pueden presentarse a unas elecciones en Cataluña habiendo aprobado antes las Cuentas de Sánchez. De ahí que el triángulo pida estar bien engrasado. Y también que, si Puigdemont y Torra alargan su presión hacia el verano o más allá del verano, el Gobierno decida no aprobar los Presupuestos para que ERC, su principal valedor, no se desgaste en unas elecciones autonómicas que a él le interesa que ganen en Cataluña.

Pero el poder algo más que metafísico del triángulo no se queda ahí. El cambio que el Gobierno anticipa con una reforma del Código Penal que beneficie a los presos políticos por el procés, es otro ejemplo de cómo el Ejecutivo de Sánchez está condicionado al equilibrio triangular.

La mesa del diálogo, además de una exigencia al Gobierno 'progresista', es una mesa en la que los dos partidos hegemónicos catalanes se juegan el poder. Los jugadores pueden ir de farol, pero lo justo, porque, de no avanzar la petición de un marco jurídico, el vértice en el que se encuentra Puigdemont y Torra tirará para arrastrar del de Junqueras, en una mesa de difícil estabilidad, también para el Gobierno.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

LAS PATAS DE UN BURRO COJO

Y cualquiera sabe como anda un equino, al cual le falta una de sus patas, pero es que va mas allá.... esas tres que le quedan, están enfermas de gangrena, y poco a poco se irán pudriendo mas y mas aún, con lo que al burrito, le queda un triste caminar hasta su fallecimiento.

Es solo cuestión de tiempo, mientras le sigan creyendo las mentiras que a todos promete, y que nunca se cumplen, ni se cumplirán.

Es lo que tienen los MENTIROSOS PATOLÓGICOS.

Puntuación 13
#1
incierto
A Favor
En Contra

TRES VULGARES DELINCUENTES.

A LOS QUE PODRÍAN AÑADIRSE

UNOS CUANTOS MAS DE ESTE

desBOBIERN ILEGÍTIMO Y/O

ENEMIGOS DE LA ESPAÑA CONSTITUCIONAL.

Puntuación 10
#2
Carlos
A Favor
En Contra

Lo que nadie duda ya, es que en la Moncloa se a colado un PINOCHO comido por la ambición ,un Fulero que como todos los Dictadores piensa que esta tocado por la barita de Dios,este maniático de la propaganda y del lujo ,que como su homologo ZP piensa que lo que vale es la foto ,, esta convencido que puede engañar siempre al pueblo , piensa que los Españoles son todos unos Burros .pena de quien vota a este mequetrefe

Puntuación 12
#3
Luisa Montes Rebate
A Favor
En Contra

A ver señores periodistas, digan alguna vez la verdad.

Las tres patas, son:

Mentiras

Engañar a sus votantes.

Engañar a toda España.

Todos estamos muy mosqueados, pero me gustaria saber los pobres idiotas que han votado PSOE lo que piensan ahora.

Claro siempre habra algun retrasado votante PSOE que diga que esta bien, pero lo normal, lo que segun estadisticas, son el 79,3%, de votantes de PSOE, se sienten engañados.

Puntuación 10
#4
Cachuli bolivariano y Sanchinflas
A Favor
En Contra

Y con el gordo del rufián de ERC, a 4 patas con chis.torra, en la mesa y previa mamada del coletas!! jaja

Puntuación 8
#5
losperiodistasnosonperiodistasenñordilandia
A Favor
En Contra

La que no engaña a nadie es Carmen Obregon , los articulos de opinion son eso y la voz de su amo , pues eso

Puntuación -1
#6
O no ?
A Favor
En Contra

El picador, el maniquí y el chepa. Los diestros que van a lidiar y estoquear, primero a sus bobos votantes, y después a todo el que se deje o se crea una mijita alguna de sus trolas y engaños. Pies en pared y ahorros al agujero.

Las monas-sabias de sus cuadrillas, recogerán los restos del destrozo.

Enhorabuena a sus acólitos, que serán los máximos "beneficiados" !!!, se lo tienen merecido.

Puntuación 4
#7
Los "carachorras"
A Favor
En Contra

Vaya tipejos.

Puntuación 4
#8
Tomad corrupcion
A Favor
En Contra

Falta en enfermo de la madraska. Que ser mas ruin

Puntuación 1
#9