Podcasts

La inflación hunde el consumo de productos frescos a las puertas de la Navidad

  • Pescado y marisco son las categorías de frescos que más caen
  • Aspecto y precio son los motivos más importantes para la compra
Madridicon-related

La austeridad se ha convertido en protagonista de la cesta de la compra de los españoles. Lastrados por la subida de precios, son muchos los consumidores, la mayoría, de hecho, que han cambiado sus hábitos de compra.

Esta contención del gasto afecta, sobre todo, al consumo de productos frescos. La caída en el volumen de compra de estos artículos fue notablemente superior a la del conjunto de productos de gran consumo, como señalan desde la Asociación de Fabricantes y Distribuidores.

Pero debido al incremento de precios, la facturación por la venta de frescos ha subido más de un 5%. Aunque en el gran consumo, en general, el alza ha superado el 8%.

Sin embargo, los precios no asustan al consumidor de la misma forma en todas las categorías de frescos, y son los pescados y mariscos los que más han caído en demanda. Le siguen, a cierta distancia, las frutas y hortalizas. En otras categorías, como quesos o charcutería, la demanda está absorbiendo la subida de precios.

Austeridad

El actual contexto está llevando a los consumidores a unos comportamientos de compra de austeridad "que ya vivimos en los años 70 y 80 y que son resultado de una fatiga por la inflación", según ha explicado el director comercial de IRI Worldwide, Antonio Khalaf, en declaraciones a EFE.

En estos momentos, patatas, pollo, plátano, naranja, cerdo y tomate son los alimentos principales y suman el 40% del peso de la cesta de la compra de frescos de los españoles.

Para controlar el gasto, los consumidores afectados por esta fatiga por la inflación apuestan por cambiar sus hábitos y aumentar la comparación de precios entre productos y marcas, el incremento de la compra de promoción o el cambio de establecimientos.

Campaña de Navidad

A las puertas de la campaña de Navidad, uno de los momentos más importantes del año para el sector, el consumidor tendrá el factor precio como principal condicionante de comportamiento. De hecho, más de la mitad adelantará sus compras de carne o pescado, para aprovechar ofertas y mejores precios.

En el caso de los productos premium, muy vinculados a estas fechas, la mitad de consumidores reducirán el volumen de compra, aunque a cambio preferirán apostar por productos de mayor calidad.

En definitiva, el aspecto y el precio se mantienen como los motivos más importantes para comprar productos frescos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud