Podcasts

El consumo de vino en España se recupera a ritmo de récord

  • En febrero se incrementó más de un 20% respecto al año pasado
  • Ni siquiera el incremento de los precios logra frenar el alza del consumo
  • Las exportaciones también inician el año con una fuerte revalorización
Madridicon-related

El vino empieza a dejar atrás las dificultades provocadas por la pandemia. El año 2020 fue muy complicado para el sector, marcado por las restricciones a la hostelería y la caída del turismo, que hundieron las ventas, a niveles que ni siquiera el incremento del gasto doméstico pudieron compensar. Pero tras tantos problemas, tras tantos meses complicados, el consumo de vino en España se está recuperando con fuerza.

Tanto, que en febrero se registró el mayor incremento de la historia, al menos desde que se mide este dato. Por poner cifras al fenómeno, se estima que el consumo nacional de vino se disparó en más de un 20%, según datos de Infovi, recogidos por EFE. Se trata de la mayor subida porcentual de la serie histórica.

Y no se trata de un incremento puntual, sino que es una tendencia alcista que se prolonga ya desde hace meses, como recuerdan desde la interprofesional del vino.

Ni siquiera el incremento de los precios, provocado principalmente por la menor cosecha, además de todos los problemas que han sufrido en el campo con la crisis logística, los problemas de suministro, las dificultades climáticas o el encarecimiento de los costes de producción, han sido capaces de frenar la tendencia.

En cuanto al consumo per cápita, también se registra una importante recuperación. Ya está por encima de los 20 litros por persona al año, una cifra que no se alcanzaba desde antes de la pandemia. Pero aún estamos lejos de los niveles de 2019, año récord, en el que el consumo de vino per cápita alcanzó los 23,4 litros. Casi nada.

Exportaciones

No se puede obviar tampoco los buenos resultados cosechados por los vinos nacionales en el exterior. Los agricultores se han visto beneficiados por el levantamiento de los aranceles de Estados Unidos, que han permitido que se disparen las ventas en el país americano, así como las bajas cosechas en Francia e Italia, grandes rivales de la producción española.

Así, las exportaciones de vino españolas han arrancado 2022 con una fuerte revalorización. Esto se debe a que el valor ha crecido el triple que el volumen vendido en el extranjero, según recoge el informe de la interprofesional.

En concreto, el valor del vino español superó la barrera de los 2.900 millones de euros, una cifra anual que no se alcanzaba desde el año 2018.

El sector deja atrás la crisis definitivamente, y mira al 2022 con optimismo. Confía en que la recuperación paulatina del consumo en bares y restaurantes, junto con la vuelta del turismo, consoliden la senda alcista. Y celebran las campañas de promoción que se están llevando a cabo, junto con el buen hacer de las marcas y de la distribución.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud