Podcasts

Las restauración se suma este año al Black Friday para recuperar las ventas prepandemia

  • Lanzan ofertas y descuentos para tratar de atraer y consolidar clientela
  • Pese a la recuperación, el sector sigue lejos de los niveles de 2019
  • Las redes sociales juegan un papel fundamental en la estrategia
Madrid

El sector de la restauración atraviesa un momento de reinvención tras la pandemia. Suma 300.000 establecimientos muy heterogéneos, por su carta y los nichos a los que atacan, pero todos tienen en común que han sufrido la crisis sanitaria y económica, el confinamiento y las posteriores restricciones.

Pese a las dificultades, empieza a dar las primeras muestras de recuperación, aunque aún está lejos de los niveles de ventas y de ingresos registrados en 2019. Y aunque el optimismo reina de cara al próximo año, el sector está más abierto que nunca a aprovechar las nuevas tendencias de consumo.

Y en este época del curso no podía dejar de fijarse en el Black Friday, alzado como uno de los días clave para cualquier comercio. Que en un principio estaba más enfocado en las tiendas online, pero que ya ha dado el salto a cualquier tipo de establecimientos. Y tras cierta reticencia en estos primeros años, la restauración ya empieza a lanzar ofertas y promociones, con la esperanza de que permita impulsar las ventas y acelerar la vuelta a las cifras previas a la pandemia.

Así, 2021 se presenta como un gran año para que bares y restaurantes ofrezcan descuentos, para tratar de captar nuevos clientes, y seguir incentivando la vuelta al consumo en restauración y la reactivación de la hostelería en España.

Nuevos clientes y fidelización

¿Qué tipo de promociones pueden lanzar los restaurantes en este Black Friday? Por ejemplo, las tarjetas regalo y las experiencias gastronómicas se han convertido en una alternativa muy demandada. Y en estas fechas se pueden lanzar con descuento. Lo normal sería descubrir en lo que queda de semana numerosas ofertas de este tipo, pensando en las largas jornadas de compras que se vivirán estos días, a lo que se suma que en muchas ciudades se inaugura el alumbrado navideño, como recuerdan desde EFE.

No es la única fórmula disponible. También se puede alcanzar a gente por la calle, ofreciéndoles descuentos en algunos platos o productos. Es lo que hace Sonissimo, un local que lleva varios años tratando de aprovechar las ventajas del Black Friday para captar clientes, ofreciendo descuentos del 20% en zumos y hamburguesas.

Este año, el local sumará a su estrategia ofertas a través de redes sociales, que le permitan hacerse con potenciales clientes de otras zonas de la ciudad, con el objetivo de recuperar los datos anteriores a la pandemia. Con esta estrategia comercial ha logrado fidelizar clientela, y multiplicar las reservas de mesas de 4 y 6 comensales.

En la misma línea se manifiesta Mihai Semenescu, metre del restaurante Tria. "Una promoción atractiva puede animar al cliente a volver, y además llegar a más público objetivo. Es una oportunidad para cualquier negocio para darse a conocer. Pero la experiencia final tiene que ser satisfactoria para lograr el objetivo de que repitan".

Este local de nueva apertura al pie de las Cautro Torres en Madrid ofrece gratis a sus clientes sus cócteles de autor por el Black Friday.

Igualmente, desde Juicy Avenue, y llevando más allá los juegos de fidelización, ofrecen un 40% de descuento para los clientes que lleguen vestidos de negro, y además cumplan con una serie de requisitos marcados en su perfil de Instagram por esta campaña.

Tras curso muy difícil, la resturación imprime ritmo a su recuperación, sin descuidar las medidas sanitarias, pero sin dejar pasar las tendencias de moda para captar clientes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.