País Vasco

Quantum completa la conversión de Papresa hacia el papel de embalaje

  • Ejecuta las últimas inversiones de un total de 50 millones en el fabricante vasco
Miguel Sánchez, presidente y CEO de Papresa. eE
Bilbao

Papresa, fabricante guipuzcoano de papel prensa ubicado en Rentería y adquirido por el fondo alemán Quantum Capital Partners en 2020, ya está listo para abordar nueva etapa empresarial. Tras recibir inversiones por más de 50 millones de euros, la compañía ha diversificado su producción del papel prensa hacia el sector del packaging (papel cartón para embalaje), en gran crecimiento debido al auge de las compras online.

Aunque el pasado 2021 ha sido un año complicado por los efectos colaterales de la pandemia, el aumento de costes asociado a materias primas y energía que afectan a la rentabilidad, Papresa ha continuado con su estrategia para diversificar su actividad y abordar el mercado del papel cartón para embalaje, objetivo tras ser adquirida por Quantum.

"2021 era un año de transición tras la compra, un proceso de conversión de una fábrica totalmente enfocada a la fabricación de papel para periódico hacia un nuevo mercado, el packaging", explica Miguel Sánchez, presidente de la compañía. Por eso su producción en esta área el pasado año fue de papel estándar, ya que no tenían las máquinas adaptadas a la nueva actividad.

Único en el Sur de Europa

La demanda para packaging va en aumento continuo frente a la de papel prensa, que sigue línea descendente por el cambio de los hábitos de consumo. No obstante, Papresa es ya el único fabricante de papel prensa del Sur de Europa y potenciará esta actividad de newsprint con colores, utilización para folletos de supermercados, prospectos para el sector farmacéutico, etc. con una línea con papel reciclado. El 100% del material que utiliza Papresa proviene de la recogida selectiva.

Mientras, el papel para embalaje creció el pasado año al ritmo del comercio online. "Planeamos la introducción en packaging en 2021 en Iberia, norte África y países adyacentes, pero la demanda ha sido tal que hemos llegado a un segundo anillo en Europa, en Reino Unido, Italia, Grecia, Eslovenia, Serbia, etc. produciendo solo papel estándar", destaca Sánchez.

El objetivo productivo de la compañía es llegar a 400.000 toneladas este año 2022 y en 2023 acabar en 450.000 toneladas, 150.000 de ellas para el sector de papel prensa, un 35% del total, y el resto, embalaje.

Las tres inversiones previstas para convertir Papresa y diversificar su activada estarán completadas en el primer semestre. "Ya está lista la nueva línea de preparación de pastas, con 15 millones de euros de inversión; también está en marcha la conversión de la máquina cinco , que finalizará en marzo y para mayo está prevista la inversión en la planta de tratamiento de aguas, que ascenderá a ocho millones. Un total de más de 50 millones de euros para la transformación hacia el mercado de packaging", detalla el máximo directivo de la compañía.

El 100% del material que utiliza Papresa proviene
de la recogida selectiva

El nuevo proyecto de Papresa impulsado por Quantum ha tenido buena acogida por parte de la administración vasca por ser un ejemplo industrial de economía circular: uso de material reciclado para la producción, reducción del 20% del consumo del gas natural y aprovechamiento energético.

La primera fase del proceso de conversión acabará a finales de 2023 con las citadas 450.000 toneladas de producción. El presidente de la compañía señala que la segunda fase del plan "irá ligada a la evolución de los mercados. Si sigue cayendo la venta de papel prensa, habrá que convertir otra máquina hacia el mercado del embalaje".

Salida del capital

Pero quizás esta decisión la tome otro propietario. Quantum Capital Partners podría salir del capital en 2024, una vez esté rentabilizada la compañía, o antes. Según explica Miguel Sánchez, "en este momento no hay ventana de salida porque es un proyecto estratégico a largo plazo, pero puede llegar alguien interesado, eso nunca se sabe".

El objetivo del fondo industrial alemán, con inversiones en aluminio, juguetería, alimentación y automoción en Europa, entre otros sectores, es transformar compañías y rentabilizar su inversión. Cuando esto ocurra, todas las posibilidades serán posibles.

Quantum ya realizó una operación similar a la de Papresa en 2015, con la compra de la filial ibérica de papel reciclado de Stora Enso, convirtiéndola en Barcelona Cartonboard.

Tras un programa de inversiones, la compañía pasó en tres años y medio de obtener un ebitda (beneficio bruto de explotación) negativo de 3,5 millones a uno positivo de 8 millones de euros. Fue adquirida por la italiana Reno de Medici y Miguel Sánchez lideró el proyecto de conversión.

El objetivo para Papresa, con 240 trabajadores, es pasar del volumen de negocio de 140 millones en 2019 y de 190 millones en 2021, "a cerrar 2022 en torno a los 285 millones de euros y superar los 300 millones ampliamente a finales de 2023", adelanta el presidente de la fábrica papelera guipuzcoana.

Por otra parte, Papresa ha elegido recientemente a Algeposa, operador logístico de referencia en Euskadi, para gestionar los servicios de la papelera. Algeposa construirá cuatro almacenes especializados para bobinas de papel, que sumarán 9.000 m2 en sus instalaciones de Lezo e invertirá en maquinaria de última generación para efectuar estos trabajos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin