País Vasco

De Ampuero y Osma (Viscofan): "Para frenar el declive de Euskadi, el primer paso es cambiar la fiscalidad"

  • "Es necesario atraer de fuera. Pero luego les abrasamos a impuestos"
José Domingo de Ampuero y Osma, presidente de Viscofan. DOMI ALONSO
Bilbao

"Necesitamos empresarios, talento y capital, y para lograrlo hay que cambiar la fiscalidad, que es donde tenemos el mando", asegura José Domingo de Ampuero y Osma, presidente de Viscofan. "Es lo más inmediato y sobre lo que podemos actuar gracias al Concierto Económico", del que cree que se está haciendo un manejo "pobre".

¿Cuál es su visión global de la economía vasca?

Euskadi parte de una situación muy privilegiada en el mundo en cuanto a nivel y calidad de vida, pero caminamos de una forma demasiado rápida hacia la mediocridad. Hace 40 años al compararnos con otras provincias había una gran diferencia; éramos en torno al 8% del PIB de España y ahora estamos sobre el 6%. ¿Por qué caminamos hacia la mediocridad para mí sin necesidad? Hay varios motivos, pero sobre todo creo que es un tema de valores.

¿Por qué cree que el problema radica en una cuestión de valores?

Ya no tenemos materias primas y tampoco tenemos energía, algo vital en un país industrial. Si no tenemos materias primas ni energía hay que tener trabajo y para ello necesitamos los empresarios, el talento y el capital. En este momento, la imagen del empresario es negativa en Euskadi y con ese concepto no animas al empresario de aquí a invertir y poner empresas y a los de fuera, menos. Sobre el talento, es necesario atraer de fuera para ejercer en la comunidad. Pero le imponemos un idioma y le abrasamos a impuestos. Y el capital, que puede traer inversión vía impuestos de renta, patrimonio, etc. tampoco es bien visto. Todo son cortapisas.

"Madrid es de los sitios con los impuestos más altos del mundo, nosotros ya somos el récord y Cataluña y Navarra el súper récord"

¿Considera que la Estrategia Energética vasca solucionará la carencia energética?

No tenemos energía, pero es que, además, somos antinuclear, antifracking, antifuel, antigás y antimolinos, somos el récord de anti. Todo este conjunto de valores, totalmente equivocados, más las exigencias, unos sindicatos complicados, sueldos elevados e impuestos altos hacen que esto no funcione.

¿Cómo se puede cambiar el rumbo para salir de esta situación?

Hay que empezar a cambiarlo desde el que da el discurso. Y con discursos como el del lehendakari sobre el dumping fiscal no vamos por buen camino. Yo le aprecio, me parece una persona comedida, que da sosiego y creo que es el mejor que hemos tenido, pero ha estado desafortunado con ese comentario.

Entiendo que está a favor de la iniciativa en política fiscal de Madrid.

Madrid es de los sitios con los impuestos más altos del mundo, nosotros ya somos el récord y Cataluña y Navarra el súper récord. No hay que compararse con el récord de los malos, sino que hay que compararse con países como Irlanda, Francia, Alemania, Estados Unidos, México, Brasil, etc. A Madrid, que más o menos ha acertado, vamos y le criticamos cuando está demostrando que funciona.

"Con el Concierto Económico podemos cambiar la fiscalidad mañana"

Pero la bajada de impuestos puede traer consigo la pérdida de bienestar y peores políticas sociales.

Esa es otra cuestión que hay que desmontar. Si País Vasco recuperara todas las personas que se han ido, saldría ganando. Porque cuando se va la gente no solo se lleva el Patrimonio, se lleva la Renta, más los hijos, testamentarías, gastos de colegios, IVA, etc. Toda esa masa si la ponemos contra el impuesto de Patrimonio es una catástrofe económica. La gestión que está haciendo País Vasco con los impuestos es nefasta y el manejo del Concierto Económico es pobre.

¿Qué medidas propone para recuperar la competitividad perdida?

Hay que querer cambiar y empezar a replantearse todo desde cero. Y la fiscalidad es el punto por dónde empezar, porque tenemos el mando. Con el Concierto Económico podemos cambiar la fiscalidad mañana. Que la gente quiera volver, trabajar, formarse, etc. es a largo plazo, pero la fiscalidad es inmediata. Sería la primera acción a realizar para empezar a frenar el declive y dar un signo de cambio, y evitar que se siga marchado gente.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin