País Vasco

Kutxabank reduce su beneficio un 50% en 2020 hasta 180 millones y destina 346 millones a provisiones

  • Mantiene los ingresos en 1.077 millones, en un escenario de pandemia y tipos negativos
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank. EE
Bilbao

El Grupo Kutxabank cerró el ejercicio 2020 con un beneficio neto de 180,3 millones de euros, una cifra casi un 50% inferior a la registrada el ejercicio anterior. El banco vasco destinó 346 millones a provisiones, debido a  la incertidumbre sobre la duración de la crisis provocada por el coronavirus.

A pesar de un año golpeado por la pandemia y afectado por los tipos de interés negativos, Kutxabank asegura que ha cumplido los principales objetivos fijados a principio de 2020, tanto en términos de ingresos 'core', crecimiento de los márgenes, mejora de la calidad de los activos, afianzamiento del liderazgo en solvencia y transformación digital.

No obstante, la entidad presidida por Gregorio Villalabeitia se dotó de coberturas y destinó un total de 457 millones de euros, 346 millones con cargo a resultados del ejercicio y otros 111 millones deducidos del capital, en cumplimiento de la recomendación supervisora para alcanzar una cobertura progresiva de hasta el 100% de los activos dudosos. En conjunto, 325 millones más que en el mismo periodo de 2019, política de provisiones que condicionó el beneficio neto.

Solidez del negocio bancario

La solidez del modelo de negocio bancario de Kutxabank se reflejó en la estabilidad de sus ingresos bancarios recurrentes que, con 1.076,9 millones de euros, se situaron en línea con los resultados alcanzados en 2019. Destacó que cerca del 50% de estos resultados provino de ingresos diversificados no dependientes de los tipos de interés.

Kutxabank mantuvo una intensa actividad en el negocio con clientes que le permitió ganar cuota de mercado en los productos clave, como las nuevas hipotecas, los préstamos al consumo, las carteras delegadas, los fondos de inversión, los planes de pensiones y EPSVs y la actividad aseguradora.

La evolución de los recursos de clientes superó las expectativas tanto en el volumen de captaciones como en las rentabilidades alcanzadas. Con un crecimiento del 6,9%, este epígrafe alcanzó en las redes de negocio los 68.609 millones de euros.

En cuanto a los fondos de inversión, el Grupo Kutxabank registró suscripciones netas por valor de 1.553 millones de euros, un 124% más que en 2019, y se situó como el sexto grupo en gestión de fondos del mercado.

Apoyos financieros

Kutxabank desarrolló una serie de medidas específicas enfocadas a paliar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria y, en este sentido, concedió más de 4.175 millones de euros en apoyos financieros a familias y empresas.

La entidad propiedad de las Fundaciones BBK, Kutxa y Vital finalizó el año con una inversión crediticia de las redes de negocio de 42.947 millones de euros, lo que presenta un significativo incremento del 5,9% con respecto a 2019.

En nuevos préstamos hipotecarios, el grupo alcanzó los 3.535 millones de euros, lo que supuso un crecimiento interanual del 9,7%. Por contra, las contrataciones de préstamos al consumo se vieron afectadas por la crisis, y cerraron el ejercicio con una caída del -14,9%, y un volumen contratado de 454 millones de euros en la red minorista.

Finalmente, los ingresos 'core' del negocio bancario, como suma del margen de intereses, de los ingresos por comisiones y de los procedentes de la actividad aseguradora alcanzaron los 1.076,9 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin