Opinión

Hacia una mayor seguridad bancaria

  • La evolución de los 'test de estrés' del BCE para evaluar también la ciberseguridad constituye un paso adecuado 
Banco Central Europeo. iStock

El próximo mes de febrero el BCE someterá a una importante prueba a los sistemas de seguridad informáticos de la banca europea. Será un análisis que prevé dos fases. La más accesible de ambas, a la que se sometarán más de 100 entidades, consistirá en contestar un test exhaustivo sobre sus protocolos internos. La verdadera prueba de fuego, no obstante, consistirá en una simulación de un ciberataque a gran escala a la que se enfrentarán solo 20 bancos, tres de ellos españoles. La proporcionalmente numerosa presencia de entidades de nuestro país no debe interpretarse como síntoma de desconfianza del BCE hacia el sistema financiero español. Muy al contrario, este último se encuentra tan desarrollado que ofrece varios escenarios en los que hacer ensayos y obtener así resultados más precisos. En concreto, España ofrece sistémicos mundiales (como Santander), entidades de gran tamaño focalizadas en el mercado doméstico (CaixaBank) y también sólidos bancos medianos (como Cajamar).

Es por ello que las tres enseñas citadas tendrán un papel destacado en el simulacro que el BCE impulsa y que abre una nueva era en los llamados test de estrés financieros.Resulta ingenuo pensar que este tipo de pruebas pueden conservar el diseño con el que nacieron en el año 2014. Hoy en día sigue siendo tan importante como entonces evaluar la solvencia de las principales entidades de la zona euro y otras variables semejantes. Ahora bien, el sector financiero del siglo XXI se enfrenta a amenazas mucho más sofisticadas pero no menos dañinas. El 25% de los ciberataques registrados al año en España se dirigen contra bancos, por lo que es fundamental garantizar que estos últimos está preparados para hacerles frente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud