Opinión

El dividendo: la gran fortaleza del Ibex

Foto: Dreamstime

Tras unos años difíciles para la retribución al accionista, los analistas estiman que el Ibex pagará en 2023 un dividendo por acción de 431,24 euros, lo que supone un 12,3% más que el pasado año.

Una cantidad que significa también alcanzar niveles no vistos desde 2014. Esta mejora no responde a un alza de los beneficios por acción (BPA), que sufren un tijeretazo por la incertidumbre económica, sino a un incremento del porcentaje que las cotizadas dedican a pagos a sus accionistas (payout).

En concreto, se estima que el Ibex reserve el 50.6% de sus ganancias a dividendos, seis puntos más que en 2022. Un incremento que evidencia el interés de las grandes empresas por mantener e incrementar la fortaleza que para el selectivo han supuesto siempre sus atractivos pagos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud