Opinión

Liderazgo intergeneracional: clave ante la diversidad en las empresas

  • Los retrasos en la edad de jubilación provocan que cada vez haya más distancia entre generaciones
  • La colaboración y la formación interna es clave para incorporar las habilidades de las distintas edades
Técnicas como el mentornig inverso son cada vez más utilizadas en las empresas. Fuente: iStock

La edad de jubilación en España se está retrasando año tras año. Tanto es así que, para 2027, se prevé que, para cobrar el 100% de la pensión, será necesario retirarse a los 67 años. Esto hace que, cada vez, la vida laboral sea más larga, y como consecuencia, estamos ante un momento en el que conviven muchos perfiles muy diferentes entre sí en cuanto a la visión y capacidades que tienen las diferentes generaciones.

Vivimos actualmente en las empresas una diversidad generacional de gran amplitud, con la convivencia de generaciones tan diferentes entre sí como los 'baby boomers' o la 'Generación Z', llegando a acumular actualmente cuatro generaciones diferentes en una misma compañía. Tal es la diferencia generacional que, mientras que los primeros se están preparando ya para afrontar la jubilación, los segundos son nativos digitales que no superan los 28 años. De hecho, respecto a sus particularidades, se dice que los boomers tienen impregnada la cultura del esfuerzo y el sacrificio, y por su condición poseen gran experiencia. Los centennials, sin embargo, viven inmersos en la sociedad de Internet y consumen únicamente formatos digitales, mientras que entre sus cualidades se encuentran las de ser creativos, flexibles y multitarea.

Por eso, es muy importante poner en marcha estrategias y acciones que den solución y enriquezcan a todas y cada una de las personas que integran la compañía, con la dificultad que entraña al entender, cada uno de ellos, tanto la vida personal como la laboral de manera muy diferente. Es este sentido, una de las claves más importantes está en conseguir equilibrar las expectativas y los atributos de cada generación.

Colaborar en la diversidad

Para conseguirlo, existe una corriente conocida como liderazgo intergeneracional que se basa precisamente en esta conciencia de las diferencias que existen entre los distintos grupos de edad y sus posibles aportaciones a la compañía, para tratar de eliminar esa brecha que se crea entre las diferentes aptitudes, más o menos tecnológicas, de cada generación.

A pesar de que la afirmación de que 'las personas son el activo más importante de la empresa' está excesivamente manida y degradada, es verdad que, sobre todo durante los últimos años se ha convertido en una máxima indiscutible en el ámbito de la dirección de personas. Y aquí es donde entra en acción el liderazgo intergeneracional, para trabajar en el reconocimiento y la valoración de las oportunidades de asociación y colaboración entre las distintas generaciones que componen la empresa. Saber apreciar la aportación que puede darnos cada uno de nuestros profesionales resulta tan importante como conocer las motivaciones de cada uno, por lo que es necesario colaborar con personas de otras generaciones, demostrando disposición para intercambiar recursos y aprendizaje.

Una de las acciones que resultan más útiles para conseguir este equilibrio es la formación y el mentoring. En concreto, la formación interna entre empleados de diferentes edades favorece la cohesión y el intercambio de conocimientos, ya sea de talento senior a junior o viceversa. Pero es especialmente destacable la influencia del mentoring inverso, donde los miembros del equipo senior incorporan algunas de las habilidades de los más jóvenes, lo que resulta ser una herramienta muy potente para mejorar en el desarrollo de habilidades, fomentar el aprendizaje intergeneracional y reforzar la cultura inclusiva. Es posible utilizarlo también como espacios de encuentro donde intercambiar experiencias e ideas de mejora ya que, los más experimentados contribuirán con su veteranía y los más jóvenes con ideas nuevas y disruptivas. Esta combinación resulta muy interesante y de gran beneficio para la empresa.

"Cuando hablamos de convivencia entre generaciones es importante hablar en positivo y destacar la riqueza y los beneficios que esto implica"

Y es que la diversidad ya no abarca solamente sexo, color o religión: ahora debemos tener en cuenta otros factores como la edad, las habilidades o la personalidad incluso. Por eso, cuando hablamos de convivencia entre generaciones es importante hablar en positivo y destacar la riqueza y los beneficios que esto implica, ya que estas diferencias son las que nos hacen más fuertes.

En definitiva, hacer una correcta gestión desde el área de personas en las organizaciones resulta clave para contribuir a la creación de un entorno favorable para todos que favorezca su convivencia y que potencie la colaboración entre los equipos, el sentido de pertenencia y el éxito empresarial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud